Llegan a Torrejón las dos cooperantes liberadas tras 21 meses de secuestro

Las dos mujeres se encuentran "bien de ánimo, pero débiles y necesitan tiempo" El presidente de Médicos sin Fronteras dice que ha habido largos periodos sin noticias de ellas La ONG reconoce que llegó a temer por la vida de sus colaboradoras

Imágenes facilitadas por Médicos sin Fronteras.

Montserrat Serra y Blanca Thiebaut, las cooperantes españolas liberadas ayer tras ser secuestradas en octubre de 2001 en Kenia, han aterrizado a las cuatro de la tarde abordo de un avión de la fuerza aérea española en la base militar de Torrejón (Madrid), donde han sido recibidas por sus familiares, según ha confirmado la ONG Médicos Sin Fronteras (MSF).

Montserrat Serra (izquierda) y Blanca Thiebaut.
Montserrat Serra (izquierda) y Blanca Thiebaut.

En una rueda de prensa en la que apenas se han dado detalles de su cautiverio después de ser secuestradas en el campo de refugiados de Dadaab, tanto el director MSF, la organización humanitaria para la que trabajaban las dos mujeres, como Inés, la hermana de Blanca Thiebaut, han pedido a la prensa que preserven la intimidad de las liberadas, que "están débiles y necesitan tiempo y tranquilidad para volver a la vida normal y recuperarse de esa pesadilla".  Thiebaut, que ha hablado en nombre de las familias de las dos españolas, ha subrayado que, no obstante, que ambas están "bien de ánimo".

José Antonio Bastos, con extrema cautela, ha subrayado en la misma comparecencia que ha habido largos periodos de tiempo en los que "no ha habido noticias" de las secuestradas, que ha calificado de "angustiosos". Y se ha  remitido a la seguridad para no responder a las decenas de preguntas planteadas por los periodistas. De hacerlo, ha subrayado, comprometería a otros cooperantes que trabajan en Somalia, donde la ONG redujo la actividad tras el secuestro de las españolas, a otros secuestrados, a los mediadores locales y a trabajadores de organizaciones internacionales. Bastos ha reconocido que se llegó a temer por la vida de sus colaboradoras.

Ni la hermana de Thiebaut, ni el presidente de MSF han querido comentar si se ha pagado rescate o si los secuestradores eran terroristas o delincuentes comunes. Bastos ha destacado la cooperación del Gobierno y la ONG durante todo este tiempo y ha remarcado que durante su cautiverio las dos mujeres no han salido de Somalia.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha destacado la coordinación y buena comunicación entre la Médicos sin Fronteras y el Ejecutivo ("Hemos trabajado bien", ha subrayado),  y se ha felicitado por la liberación de las dos cooperantes. 

"La alegría no puede cubrir completamente nuestra rabia y nuestro dolor", ha remarcado el presidente de MSF, que ha anunciado que, en los próximos días, la organización reflexionará y analizará el impacto del secuestro sobre sus operaciones en Somalia y tomará una decisión sobre su continuación de las operaciones en ese país.

Más información

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50