El Rey gastó la herencia de su padre en deudas y no tiene cuentas en el extranjero

La Zarzuela dice tener "la convicción" de que los impuestos se pagaron Pero no ha encontrado documentos que lo prueben

Tras cuatro meses buscando documentación para dar explicaciones sobre la herencia de dos millones de euros, depositados en Suiza, que el Rey recibió de su padre, don Juan, conde de Barcelona, La Zarzuela precisó este jueves que el Monarca ya “no tiene cuentas en el extranjero” porque el dinero se gastó en “pagar deudas y obligaciones” de los condes de Barcelona y las cuentas “quedaron a cero” en 1995.

A la pregunta, en un encuentro con periodistas, de si se pagaron los correspondientes impuestos, un portavoz de La Zarzuela explicó: “No lo sé. La Casa del Rey tiene la convicción de que el albacea, Luis de Ussía, ya fallecido, los pagó, pero no tenemos documentos que lo prueben”.

La Casa del Rey dio varios motivos para explicar la falta de documentos que acrediten el recorrido del dinero y si se pagaron o no los correspondientes impuestos: que los bancos suizos en los que estuvo depositado —Societé de Banques Suisses y Societé Generale Alsacienne de Banques— fueron absorbidos por otros y cerrados; que en La Zarzuela no hay un solo dato sobre aquellas cuentas y que Hacienda no los ha facilitado. Para explicar por qué tampoco la Agencia Tributaria tenía constancia documental del pago de esos impuestos, la Casa del Rey dio, a su vez, dos razones: que, pasados 20 años de la muerte de don Juan, Hacienda no los conservaba y que, en cualquier caso, esa información solo podría facilitársela al propio Monarca y no al jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno, que es quien ha dedicado cuatro meses a seguir el rastro de esa herencia para dar explicaciones a los ciudadanos.

El secretario general del sindicato de técnicos de Hacienda, José María Mollinedo, recuerda que el Monarca, “como cualquier otro ciudadano, puede autorizar a alguien de su confianza, como es el jefe de la Casa del Rey, a que le represente en la Administración tributaria y solicite esos datos” y sugiere buscar en la notaría: “Los notarios colocan una estampilla en el documento de aceptación de herencia para acreditar que se ha pagado el impuesto de sucesiones y tienen obligación de guardarlo”.

En cuanto al informe de Hacienda que atribuyó por error a doña Cristina la venta de 13 fincas que nunca tuvo, la Casa del Rey admitió este jueves que, al igual que la Infanta, reaccionó “con estupor” al conocer que Hacienda había enviado ese informe al juez del caso Nóos, José Castro, y finalmente “con alivio” al comprobar que se trataba de un error. “El ministro ha pedido disculpas y su explicación nos parece convincente”, declaró el portavoz de La Zarzuela, antes de pedir que nadie vea “agujeros negros”. “No es verdad que la Agencia Tributaria no acceda a parte de los datos de la familia real. De hecho, en ocasiones se han detectado errores u olvidos en sus declaraciones, Hacienda les ha llamado y se han corregido. Las declaraciones de los miembros de la Familia real son cuidadosamente revisadas”.

Si la Agencia Tributaria no abrió una declaración “paralela” sobre los inmuebles que le atribuían a la Infanta, fue porque “no figuraban en los datos fiscales de la propia agencia”. Lo que sí es cierto, añadió, es que la Agencia Tributaria tiene distintos niveles de acceso a la información que maneja y hay acceso restringido para determinadas personas, que en cualquier caso, “es un grupo mucho mayor que los miembros de la Familia Real”.

Sobre la firma

Natalia Junquera

Reportera de la sección de España desde 2006. Los jueves publica una columna en Madrid, Kilómetro cero. Durante la semana comenta las redes sociales en Anatomía de Twitter y realiza entrevistas para la serie Conversaciones a la contra. Especialista en memoria histórica, ha escrito dos libros, Valientes y Vidas Robadas (Aguilar).

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS