Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres falsos policías atracan al presidente de Globalia en el garaje de su compañía

Juan José Hidalgo ha sido rociado con un aerosol y le han robado una maleta

Juan José Hidalgo.

Tres falsos policías han atracado este jueves al presidente del grupo Globalia, Juan José Hidalgo, en el garaje de la sede de esta compañía en Pozuelo de Alarcón (Madrid). Los ladrones llegaron al aparcamiento en un coche Audi, con las matrículas correspondientes a otro vehículo de las mismas características, y esperaron a que Hidalgo bajara al garaje. Tras identificarse como policías, los asaltantes rociaron con aerosol irritante a Hildalgo, a su chófer y a una tercera persona, tras lo cual se apoderaron  de un maletín con documentación y se dieron a la fuga, según fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

El atraco se ha producido sobre las tres de la tarde en la sede de Globalia, ubicada en la calle de Enrique Granados de Pozuelo de Alarcón (Madrid). Los atracadores, que actuaron encapuchados, llegaron unos minutos antes al garaje. Aparcaron su automóvil en una plaza y esperaron tranquilamente a que llegara Hidalgo.

Nada más ver al empresario, los atracadores rociaron a este y a sus acompañantes con un gas irritante y le arrebataron un maletín. Hidalgo fue atendido en el lugar por médicos del Summa debido a las molestias que le ha ocasionado el producto con el que ha sido rociado, pero no ha precisado ser trasladado a ningún centro sanitario.

Hidalgo no ha presentado denuncia ante la policía porque inmediatamente después tenía que iniciar un viaje a América. Por eso, solamente se sabe que el maletín robado contenía documentación, pero por el momento se ignora si había dinero o alguna otra cosa en su interior. Según fuentes policiales, el asalto es "raro" por la forma de actuación de los asaltantes.

Fuentes del grupo turístico han confirmado a Efe que el presidente de la corporación ha sufrido un intento de atraco en el garaje de la sede, que se ha saldado sin heridos y sin mayores consecuencias.