EL PRIMER ACUERDO DE LA LEGISLATURA

Rajoy y Rubalcaba van juntos a Europa

Gobierno y PSOE cierran su primer gran pacto a la espera del resto de los grupos

De izquierda a derecha: Rubalcaba, Soraya Rodríguez, Duran Lleida, Alfonso Alonso y Trinidad Jiménez, ayer en el Congreso.Foto: atlas | Vídeo: ULY MARTÍN / ATLAS

Por el momento el primer pacto de Estado de la legislatura es un acuerdo entre el Gobierno y el PSOE para que Mariano Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba vayan juntos a Europa. Por el momento, porque los tres partidos que fueron invitados a suscribir el acuerdo —CiU, PNV y UPyD— comparten gran parte del texto, pero discrepan de la forma en la que ha sido elaborado. No es un no definitivo porque no descartan seguir negociando y terminar votando la proposición no de ley en el pleno del próximo día 25.

El acuerdo se dirige a Bruselas para reclamar el fin de la premiosidad en la aplicación de los planes, el impulso de la Unión Económica y Monetaria, el fin de la fragmentación del mercado financiero europeo, el desarrollo de las inversiones en la UE, el fomento del empleo juvenil y el incremento de fondos del Banco Europeo de Inversiones destinados a las pequeñas y medianas empresas, entre otras. Son medidas que se estudiarán en el consejo europeo del día 27 y sobre las que España se juega su ritmo de recuperación porque suponen, según Gobierno y oposición, inyectar fondos para favorecer el crecimiento y poner fin a la política basada exclusivamente en la austeridad.

Rubalcaba traslada este fin de semana las conclusiones del texto a Hollande

El pacto tiene como consecuencias inmediatas la mejora del clima político y una cierta unidad de acción ante la UE por parte del Gobierno y el principal partido de la oposición. Para empezar, este fin de semana Rubalcaba se entrevistará con el presidente francés, François Hollande, con la idea de hacer fuerza en el mismo sentido de la posición que mantenga Rajoy en la cumbre y en los contactos previos y con el compromiso de hablar antes y después con el presidente del Gobierno para compartir estrategia e información. La semana pasada ya se vio en Madrid con el líder socialdemócrata alemán.

No significa, según el PSOE, hacer renuncia de su labor de oposición, porque, por ejemplo, ayer mismo hubo un acto para colaborar con sindicatos y asociaciones contra la reforma educativa, es decir, la ley Wert. Pero, en todo caso, el acuerdo es una novedad en 15 meses de desencuentro casi absoluto, aunque no sea tan amplio como pretendían. “La oposición funciona con dos pedales, el de dureza y el de apoyo a políticas de Estado, que hay que ir combinando”, explica un alto responsable socialista. A Rajoy le da un cierto respiro en momentos de desgaste ciudadano y en su propio partido.

Más información
Las negociaciones para el pacto fallido ante la UE
Texto consensuado entre PP y PSOE
PP y PSOE asumen su soledad y registran la propuesta para Europa
El acuerdo PP-PSOE se centra en empleo joven y ayuda europea
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El acuerdo se ha ido tejiendo estas semanas en multitud de conversaciones entre Rajoy y Rubalcaba y negociaciones cruzadas entre los portavoces parlamentarios de ambos partidos, Alfonso Alonso y Soraya Rodríguez, y entre el secretario de Estado para la UE, Iñigo Méndez de Vigo, y el diputado socialista Juan Moscoso. La idea era y sigue siendo integrar al resto de partidos.

IU y el Grupo Mixto se autoexcluyeron de salida porque no comparten el fondo, cuestionan hasta el principio de estabilidad y estratégicamente no quieren estar donde esté el PSOE, identificado por ellos con el PP, CiU, PNV y UPyD estaban dispuestos a entrar en el acuerdo desde el inicio porque comparten el fondo y los objetivos, pero pusieron como condición participar en la elaboración del texto, y no limitarse a ser invitados por los dos principales partidos a una firma protocolaria.

Los tres partidos estaban convocados ayer para rubricar el texto que debía presentarse antes de las ocho de la tarde de hoy. Sin embargo, su sensibilidad se irritó cuando el miércoles por la noche comprobaron que había ya un texto que Gobierno y PSOE daban por cerrado. Ayer por la mañana, Josep Antoni Duran Lleida anunció que CiU no acudiría y no sirvió de nada que Rubalcaba intentara convencerle en el hemiciclo. Aitor Esteban (PNV) le siguió y PSOE y PP acordaron suspender la cita. Rosa Díez (UPyD) quedó colgada entre esos dos fuegos cuando iba a acudir y terminó por sumarse a los otros dos portavoces para convertir su posición en un canto a los desastres del bipartidismo.

CiU, PNV y UPyD dan portazo ahora al acuerdo, pero negocian hasta el 25

Socialistas y populares vieron empañado su acuerdo, que pretendía ser amplio, pero decidieron dar un paso adelante y registrar conjuntamente el texto, aunque eso suponga fomentar las acusaciones de bipartidismo. Hasta el mismo día 25 que se debata y se vote, es posible presentar enmiendas y, por tanto, sumar apoyos.

Populares y socialistas atribuyen el rechazo de estos tres grupos a su interés por buscar un espacio propio, tener durante unos días el titular del rodillo del bipartidismo excluyente y terminar por vender su sentido de la responsablidad votando a favor pero ya en el pleno. Asumen que al enseñar antes de la reunión un texto casi cerrado estaban dejando una puerta entreabierta para que los minoritarios jugaran sus cartas políticas y les identificaran como una sola forma de hacer política.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS