Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Crespo admite un pago de 126.000 euros anotado en los papeles de Bárcenas

El juez Ruz cierra la fase de declaraciones de los empresarios que figuran en la contabilidad secreta del extesorero popular

El presunto número dos de la trama Gürtel, Pablo Crespo (2i), a su llegada hoy a la Audiencia Nacional.

La tercera y última jornada de declaraciones ante el juez Pablo Ruz de los empresarios que figuran como supuestos pagadores en los papeles de Bárcenas, la contabilidad secreta del extesorero del PP, ha deparado algún dato relevante. El número dos del caso Gürtel, Pablo Crespo, reconoció como real el apunte de 21 millones de pesetas (126.000 euros) que figura en las cuentas de Bárcenas en el año 1999, lo que refuerza la veracidad de los documentos atribuidos al antiguo responsable de las finanzas populares que publicó EL PAÍS el pasado 31 de enero.

El antiguo secretario de Organización del PP gallego reconoció que en el año 1999 entregó en Santiago de Compostela 21 millones de pesetas en metálico al entonces tesorero del PP, Álvaro Lapuerta. El dinero formaba parte de la devolución de un préstamo de 100 millones de pesetas (600.000 euros) que la sede central del PP concedió al PP gallego para financiar una campaña electoral. Ese es el mismo concepto que consta en la contabilidad manuscrita de Bárcenas.

Crespo se negó a contestar a las acusaciones populares que le preguntaron por el origen del dinero. Sin embargo, a la salida del interrogatorio, su abogado, Miguel Durán, dijo que la cantidad venía de “pequeñas donaciones de militantes” y es “completamente limpio”. El expolítico gallego rechazó el resto de los apuntes que figuran sobre él en los papeles de Bárcenas.

Por otro lado, el apoderado de la constructora catalana Rubau, Antonio Vilela, admitió haber donado 63.000 euros al Partido Popular "a título personal" como militante de la formación conservadora y no en nombre de la empresa. Vilela ha aportado dos documentos para probar la donación: una copia de la declaración de la renta del ejercicio 2008 y un certificado expedido por la jefa de contabilidad del PP, Milagros Puente el pasado 15 de abril, en el que el partido reconoce el donativo de 63.000 euros, aunque sin especificar fecha. Efectivamente, la contabilidad oficial del Partido Popular, incluida en el sumario del caso Bárcenas, recoge dos donaciones nominativas de Antonio Vilela en 2008: una del 6 de marzo de 13.000 euros, y otra de dos días más tarde de 50.000.

Vilela, ingeniero de profesión, aseguró que la donación se la entregó personalmente a su “amigo” Álvaro Lapuerta, extesorero del PP. Sin embargo, Vilela rechazó los apuntes de los papeles de Bárcenas que atribuyen al responsable de Rubau dos donativos al PP por un total de 100.000 euros en marzo de 2004. El apoderado de Rubau afirmó que su empresa "nunca ha hablado con políticos sobre donaciones", y que cuando se reunía a comer con Lapuerta "hablaban de temas religiosos", según fuentes judiciales. A Bárcenas afirmó que solo le conoce "de verle en congresos del partido", afirmó.

El empresario formó parte de la "comisión de infraestructuras" del PP, en la que -según él de forma gratuita- asesoraba a administraciones gobernadas por el partido en asuntos como contratación o declaraciones de impacto ambiental.

Con estas declaraciones Ruz cierra esta fase de la investigación derivada de la querella que interpuso Izquierda Unida sobre las cuentas manuscritas de Bárcenas que recogían supuestos pagos de empresarios por 7,5 millones de euros y su presunta utilización para sufragar gastos del partido y abonar sobresueldos a los líderes de la formación conservadora.