Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ruz interroga a los empresarios que figuran en las cuentas de Bárcenas

Los constructores han negado haber realizado donativos ilegales al PP

El juez Pablo Ruz a su llegada al Senado el pasado 20 de mayo.

La investigación judicial sobre los papeles de Bárcenas encara esta semana una fase decisiva. El juez Ruz interroga desde hoy hasta el próximo miércoles a los ocho empresarios que figuran como supuestos pagadores en las cuentas manuscritas de Luis Bárcenas que publicó EL PAÍS el pasado 31 de enero y que han dejado al descubierto los cimientos de las finanzas de la formación conservadora.

En la contabilidad b de Bárcenas —elaborada al margen de la oficial registrada en el Tribunal de Cuentas— se observan ingresos por valor de 7,5 millones de euros entre los años 1990 a 1993 y 1997 a 2008 por parte de 14 empresas. Parte de este dinero, que los manuscritos atribuyen a en su mayoría a los ocho constructores, sirvió para sufragar gastos del PP y otra parte para remunerar a la cúpula del partido por encima de sus sueldos oficiales.

Los ocho empresarios citados a partir de hoy figuran en la querella de Izquierda Unida que ha dado pie a la investigación judicial, que previamente estuvo en manos de la Fiscalía Anticorrupción. Por el despacho de Ruz pasarán estos días algunos de los grandes nombres de la obra pública española,como el expresidente de Sacyr Vallehermoso, Luis del Rivero o el presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir. Los empresarios declararán en calidad de imputados, lo que les permite acudir al interrogatorio con abogado y no declarar en contra de sus intereses, al contrario que los testigos, que están obligados por la ley a decir la verdad.

Gigantes de las obras

Este lunes, a partir de las 16 horas, declararán ante el juez Ruz los empresarios Alfonso García Pozuelo, de Constructora Hispánica; Juan Miguel Villar Mir, y el presidente de Sando, José Luis Sánchez Domínguez.

El martes están citados Luis del Rivero; Manuel Contreras, del grupo de empresas Azvi SL, y Juan Manuel Fernández, de Aldesa Construcciones.

El miércoles pasarán ante Ruz Antonio Vilella y Pablo Crespo.

Hasta el momento, todos los industriales, cuyas sociedades han sido adjudicatarias de contratos con las administración pública —lo que les impide legalmente donar fondos a partidos políticos— han negado todas y cada una de las aportaciones que figuran en los papeles de Bárcenas.

Las declaraciones de los empresarios llegan después de que el juez Pablo Ruz haya recibido distintos testimonios y pruebas periciales que apuntan a la veracidad de la contabilidad b publicada por este periódico. La semana pasada, varios miembros del Partido Popular, como el diputado Eugenio Nasarre, o los políticos de Unión del Pueblo Navarro (UPN) Jaime Ignacio del Burgo y Calixto Ayesa, reconocieron los pagos que figuran a su nombre en los manuscritos del extesorero popular. Además, un informe “preliminar” de la brigada de Blanqueo de Capitales de la policía identifica hasta 14 casos de coincidencia entre las supuestas entregas de dinero de los empresarios que figuran en los papeles de Bárcenas y la cuenta oficial de donativos anónimos del PP. Las cantidades que excedían el límite legal de 60.000 euros de donaciones innominadas supuestamente se troceaban a su ingreso en el banco para evitar su fiscalización por el Tribunal de Cuentas.

Más información