Los jueces progresistas no participarán en la renovación del CGPJ

La asociación judicial se autoexcluye en protesta por la reforma de Gallardón

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, Juan Manuel Fernández (centro), el consejero de Presidencia y Justicia, Javier Morrás (izquierda), y el portavoz de la asociación Jueces para la Democracia, Joaquím Bosch (d), durante la inauguración hoy del congreso de la asociación.
El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, Juan Manuel Fernández (centro), el consejero de Presidencia y Justicia, Javier Morrás (izquierda), y el portavoz de la asociación Jueces para la Democracia, Joaquím Bosch (d), durante la inauguración hoy del congreso de la asociación.JESÚS DIGES (EFE)

La indignación entre los jueces por la reforma legal propuesta por el Gobierno que modificará la composición y funcionamiento del Consejo General del Poder Judicial, órgano de gobierno de los magistrados, sigue en aumento. La asociación progresista Jueces para la Democracia ha decidido que no participará en la elección de los nuevos vocales si no se retira el proyecto de ley que en estos momentos se encuentra en trámite en el Senado. Mientras tanto, su manifiesto en contra de la reforma, llamado En defensa de la independencia judicial, sigue sumando firmas. En estos momentos son más de 700 jueces, muchos de ellos no asociados a la organización, los que se han adherido al mismo, junto a 5.000 personas, en su mayoría vinculadas a profesiones jurídicas.

La decisión de no participar por primera vez en la elección de los nuevos vocales proponiendo ningún nombre se ha adoptado hoy en Pamplona, donde la asociación celebra su 28 congreso. La organización afirma que solo intervendrán si se deroga la ley “que ha suspendido el proceso electoral iniciado con arreglo a la legislación vigente y se retira del Parlamento el proceso de reforma legislativa en curso de una institución tan trascendental para el funcionamiento del Estado de derecho como es el Consejo General del Poder Judicial”.

Jueces para la Democracia argumenta que la decisión se ha tomado ante la reforma del Gobierno, “que supone una burla a las reglas democráticas que ha suspendido de modo absolutamente injustificado el proceso natural de renovación, imponiendo un modelo no consensuado de Consejo que responde a intereses partidistas y al objetivo de someter al CGPJ a un inequívoco control por parte del poder ejecutivo”.

La polémica reforma modificará la Ley Orgánica del Poder Judicial introduciendo notables cambios. De los 20 vocales, solo siete tendrán dedicación exclusiva, mientras el resto compaginarán su labor con sus funciones jurisdiccionales o de otro tipo. Por otro lado, con una mayoría de tres quintos en alguna de las Cámaras se puede proceder a la renovación parcial de los vocales, lo que, ya en estos momentos, deja al PP las puertas abiertas para poder nombrar en septiembre a los 10 vocales que corresponden al Senado sin necesidad de pactar con ningún otro partido, ya que en esa Cámara dispone de la mayoría suficiente.

Por otro lado, hasta ahora las asociaciones judiciales han tenido prácticamente el monopolio en la proposición de candidatos para los 12 puestos del Consejo reservados a jueces. Las asociaciones proponían a sus candidatos (en función de la representatividad de cada asociación) y los no asociados podían presentar sus candidaturas con unos 100 avales. Después los partidos apoyaban a unos o a otros en virtud de esas propuestas, que quedaban limitadas a 36 candidatos. La reforma acaba con este sistema y permite que cualquier juez pueda presentar una candidatura con 25 avales, eliminando también el límite de los 36 candidatos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Mónica Ceberio Belaza

Directora adjunta de EL PAÍS, responsable de fin de semana y de la organización de la Redacción. Especializada en temas sociales y jurídicos, contó en exclusiva los encuentros entre presos de ETA y sus víctimas. Premio Ortega y Gasset 2014 por el especial 'En la calle, una historia de desahucios'. Licenciada en Derecho y en Ciencias Políticas.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS