Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
INFORME PERICIAL CALIGRÁFICO SOBRE LA FIRMA DEL EXTESORERO DEL PP

La segunda rúbrica que figura en los papeles de Bárcenas es de Lapuerta

“Los ‘visé’ de los documentos analizados son de la misma persona”

El extesorero, hospitalizado en estado grave tras sufrir una caída en su domicilio

Ampliar foto

La segunda rúbrica/visado que se atribuye en los llamados papeles de Bárcenas al extesorero del PP Álvaro Lapuerta es la misma que hizo este ante el fiscal Anticorrupción Antonio Romeral. Así lo acredita un informe grafológico de María del Rosario Casas Bartolomé, perito calígrafo de los juzgados de Madrid y elaborado a instancia de EL PAÍS. La perito coteja en su informe “los visé/rúbricas” que aparecen en los cuadernos manuscritos de Luis Bárcenas, publicados por este periódico el pasado 31 de enero, con la rúbrica que hizo Lapuerta ante el fiscal el pasado 6 de febrero. Y concluye: “Los visé/rúbricas dubitadas [los que constan en los cuadernos], sí han sido realizados por el mismo autor que las indubitadas [las que hizo ante el fiscal], y por tanto, corresponden en autoría a D. Álvaro Lapuerta Quintero”.

El fiscal Anticorrupción preguntó a Lapuerta si era suya la firma o visado (visé en la jerga grafológica) que consta en los laterales de los papeles manuscritos, lo que, en términos contables, significa su visado a las cuentas de Bárcenas. “No es mía; es parecida, debe ser una imitación”, contestó Lapuerta, el antecesor de Bárcenas al frente de las finanzas del PP, entre 1990 y 2008. Durante esos años Bárcenas fue su segundo, el gerente, hasta que en junio de 2008 fue ascendido a tesorero por el entonces flamante presidente del partido Mariano Rajoy.

Las conclusiones de la perito Casas Bartolomé abundan aún más en la autenticidad de los cuadernos manuscritos de Bárcenas (que reflejan supuestos ingresos ilegales en donaciones de grandes empresarios españoles y pagos a casi toda la cúpula del partido entre 1990 y 2008). Revelan, por ejemplo, que las cuentas opacas de Bárcenas contaban con el aval de quien en esos años, desde 1990 y hasta 2008, era el tesorero del PP, Lapuerta.

El extesorero Lapuerta, en estado muy grave al golpearse la cabeza tras sufrir una caída en su casa

Además, la semana pasada expertos grafólogos de la policía, a instancias del juez Pablo Ruz, emitieron un informe que también concluye que la letra de esos papeles (en los que hay anotaciones sobre empresarios que hacen donaciones al partido y los nombres de los altos cargos del PP que reciben sobresueldos) pertenece a Bárcenas. Los agentes analizaron el tipo de letra que figura en los papeles con la hecha por el propio Bárcenas en otros documentos escritos por él. En concreto, el que suscribió ante la Fiscalía Anticorrupción y otros manuscritos también suyos que constan en sus sucesivas declaraciones patrimoniales ante el Senado. Los agentes analizaron con especial atención los manuscritos del Senado porque Bárcenas desfiguró y retorció el cuerpo de escritura que plasmó delante de ellos y del fiscal y, además, luego se negó a repetir la prueba. Lapuerta nunca puso pegas para realizar las dos pruebas a las que ha sido sometido. Él sabe que en los papeles de Bárcenas no consta su letra, ya que era Bárcenas quien hacía las anotaciones en ese cuaderno (la supuesta caja B del PP). Y Lapuerta, como tesorero, era quien los visaba. Al menos la perito Casas Bartolomé asegura que esa rúbrica, la que figura junto a la de Bárcenas en los papeles, es de Lapuerta.

Casas Bartolomé está acreditada en el Decanato de los Juzgados de Madrid como perito judicial desde 1997, es profesora de Grafología y Pericia Caligráfica en universidades y centros de formación públicos y privados y miembro de la Federación Española de Grafologos-Peritos Calígrafos. En su informe ha comparando los visés o rúbricas dubitadas (las de los papeles) con los indubitados (los que estampó Lapuerta ante el fiscal). Señala que en los documentos analizados no observa ningún intento de Lapuerta por dismular la rúbrica. Ha cotejado “los elementos que atañen a las estructuras profundas de las distintas grafías, velocidad de estampación, modo de ejecución, puntos de ataque y rasgos finales, tamaño, grado de angulosidad, proporciones métricas en la caja de escritura...”. Y concluye que “hay un alto porcentaje de similitudes entre las muestras dubitadas y las indubitadas atribuidas a Lapuerta”. También ha comparado los “habitualismos gráficos, morfología, el ritmo y periodicidad (armonía escritural)” con el mismo resultado: las rúbricas de los documentos dubitados e indubitados “son coincidentes en su cadencia, movimiento e integración de elementos”. En definitiva, que la segunda firma que hay en los papeles de Bárcenas es de Lapuerta y que este visó, con su rúbrica al lado de la de Bárcenas, el contenido de esas cuentas manuscritas.

[Álvaro Lapuerta, de 85 años, se encuentra hospitalizado en Madrid en estado muy grave tras haber sufrido un fuerte golpe en la cabeza tras haberse caído de manera accidental en su domicilio hace unos días. El tesorero se cayó tras un mareo y ha sufrido un derrame cerebral como consecuencia del impacto. Hace aproximadamente mes y medio sufrió otra caída, también tras un mareo, de la que se recuperó con normalidad].

Más información