Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez Ruz busca más fondos y cuentas de Bárcenas en otros bancos de Suiza

El magistrado rastrea el origen del dinero con otra comisión rogatoria

La policía halló un archivo sobre otras cuentas en el BSI suizo

Anticorrupción pregunta por cinco transferencias de dinero

El juez Ruz busca más fondos y cuentas de Bárcenas en otros bancos de Suiza Ampliar foto

El extesorero del PP Luis Bárcenas, que controló las cuentas de este partido durante casi 20 años y que está imputado por corrupción, tiene en el extranjero más dinero del que ha reconocido ante el juez (al menos 38 millones llegó a acumular en dos bancos suizos, el Dresdner Bank y el Lombard Odier). Esta es la sospecha de los policías que han investigado sus cuentas en el exterior y de la Fiscalía Anticorrupción, que reclamó al instructor del caso Gürtel, el juez Pablo Ruz, que profundice en la investigación abierta en Suiza sobre los fondos del extesorero.

Ruz ha ordenado una ampliación de la comisión rogatoria dirigida a las autoridades suizas en relación con las cuentas de Bárcenas. El magistrado investiga el origen de la fortuna del ex alto cargo del PP, para lo que pide distinta información tanto al Dresdner Bank, el primer banco que facilitó datos que permitieron conocer la fortuna de Bárcenas, como al Lombard Odier. Pero, además, Ruz solicita ahora más información sobre nuevas cuentas que supuestamente Bárcenas tendría en la entidad BSI Bank (Banca della Svizzera Italiana) con sede en Lugano, al sureste de Suiza.

La policía ha descubierto, dentro de la información facilitada por el Dresdner Bank sobre la cuenta de Bárcenas a nombre de la Fundación Sinequanon, “un archivo adjunto a un correo electrónico fechado el 31 de agosto de 2005” que le da la pista para investigar los supuestos nuevos fondos de Bárcenas ocultos en el extranjero.

En ese archivo adjunto, los agentes comerciales del Dresdner Bank sostienen que su cliente Bárcenas, “trabaja en la actualidad con BSI y Lombard Odier”.

Luis Bárcenas decidió acogerse en diciembre pasado a la amnistía fiscal del Gobierno para regularizar su fortuna en Suiza previo pago de más de un millón de euros. Pero tan solo declaro sus fondos en el Dresdner Bank y en el Lombard Odier. La policía sospecha que, como reseñaba aquella información de la comisión rogatoria, el extesorero del PP también guarda dinero en el BSI.

Junto a esta petición de información de supuestas nuevas cuentas, el juez Ruz también ha pedido al banco suizo Dresdner Bank que le informe sobre cinco transferencias de dinero que Bárcenas hizo entre el 27 de junio de 2006 y el 11 de agosto de 2008 por más de 130.000 euros, y sobre los movimientos previos a 2005, cuando Bárcenas cambió de cuenta con unos fondos de 14 millones de euros.

El juez intenta averiguar el origen del dinero que el extesorero acumuló en Suiza dado que su sueldo de gerente del PP (200.000 euros anuales de media), uno de los más altos del partido, no le daba para amasar esa fortuna, que llegó a ascender a 38 millones de euros, según reconoció en su última declaración.

El extesorero explicó ante el juez Pablo Ruz que sus ahorros en Suiza, no declarados nunca en España, eran consecuencia de una intensa actividad empresarial que comenzó en 1988, cuando tenía 31 años, con una pequeña inversión en una empresa alemana que comercializaba gafas deportivas y pasó por distintas experiencias, como la venta de “sillas novedosas”, la intermediación en operaciones de adquisición de bancos o de fincas, la asesoría de fincas agrícolas y la compraventa de obras de artes.

Con el dinero ganado en esos trabajos, que compatibilizaba con el de gerente del PP, el único por el que pagaba impuestos en España, Bárcenas compró grandes paquetes de acciones que guardó en dos bancos suizos y que en el momento de mayor bonanza económica llegó a crecer hasta los 38 millones de euros reconocidos.