Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En libertad tres presuntos islamistas de Al Qaeda detenidos en España

El ministro del Interior aseguró tras su arresto, en agosto de 2012, que tenían explosivo suficiente "para volar un autobús"

Tres presuntos miembros de Al Qaeda (dos chechenos y un turco) fueron detenidos en España en agosto de 2012. Estaban planeando cometer un atentado en España o en otro país de Europa, según el ministro del Interior, Jorge Fernández, que ofreció él mismo una rueda de prensa para explicar la magnitud de los arrestos y la importancia de la operación. Se había encontrado en uno de los domicilios, según señaló el ministro, explosivo suficiente “para volar un autobús” —aunque también dijo que solo habían encontrado algo más de 100 gramos de pólvora—. Siete meses después, los tres presuntos peligrosos terroristas han sido puestos en libertad —uno, bajo fianza— por falta de pruebas.

El magistrado del Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, ordenó la semana pasada en un auto la libertad de los tres, que siguen imputados por pertenencia a banda armada y tenencia de explosivos, según adelantó Terra y confirma el letrado del ciudadano turco Cengiz Yalcin, a quién se fijó una fianza de 30.000 euros. Los dos chechenos serán, presumiblemente, expulsados a Rusia.

El procedimiento judicial sigue bajo secreto de sumario, por lo que las partes aún no conocen las pruebas disponibles. El ciudadano turco, Yalcin, ha mantenido entrevistas con autoridades norteamericanas, francesas y rusas durante estos meses, lo que, según fuentes cercanas al caso, ha podido influir en su puesta en libertad al haber podido defenderse de las acusaciones.

El juez Ruz, en un primer momento, solo envió a prisión a uno de los tres presuntos islamistas, Yalcin, ante la falta de pruebas en contra de los dos chechenos. Dio a la policía 48 horas más para buscar nuevas evidencias. Finalmente, el 6 de agosto, decretó la prisión también para ellos tras considerar —sin precisar mucho más en su auto— que los indicios de la investigación “pudieran racionalmente sugerir la preparación de algún tipo de acción de carácter o finalidad terrorista”.

El Ministerio del Interior hizo público esos días un vídeo de Yalcin con un avión de aeromodelismo desde el que caía un objeto como indicio de su hipótesis de que se estaba preparando un atentado desde el aire. El detenido, que trabajaba como jefe de obra en una constructora de Gibraltar desde hacía seis años, afirmaba que solo era aficionado, con su hijo, al aeromodelismo.