Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Yolanda Barcina y Miguel Sanz deciden devolver las dietas de Caja Navarra

La presidenta del Gobierno navarro restituirá 68.500 euros y el expresidente 39.000

Anuncian la decisión tras la polémica generada por el cobro de dietas dobles y triples en un día

Sanz felicita a Barcina tras su elección como presidenta de Navarra.
Sanz felicita a Barcina tras su elección como presidenta de Navarra. efe

La obra social de Caja Navarra, que es lo único que queda de la antigua entidad financiera tras la absorción de su negocio por Caixa Bank, recibirá 150.000 euros inesperados. Lo hará después de que el expresidente del gobierno navarro y de la propia caja, Miguel Sanz, la actual jefa del ejecutivo, Yolanda Barcina y otros miembros de su partido, UPN, hayan anunciado que devolverán las dietas cobradas por su participación en la comisión permanente de la Junta de Entidades Fundadoras de la entidad financiera.

Sanz comunicó anoche su iniciativa mediante una carta dirigida a los dos periódicos regionales y poco después le siguieron la presidenta Barcina y el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, que también participaban en esa comisión. La Junta de Entidades fundadoras fue creada en 2010 tras la salida de los cargos públicos del consejo de administración de la caja. En ella se sentaban 9 miembros de UPN y 2 del PSN y según los estatutos tenía un carácter meramente consultivo, pese a que las dietas por asistencia se fijaban en 1.700 euros para todos los miembros, salvo Miguel Sanz, que como presidente ingresaba 2.600.

Además de ese órgano, Caja Navarra creó una comisión permanente formada por Sanz, Barcina, el entonces consejero de Economía Álvaro Miranda y en sus últimas reuniones también el alcalde de Pamplona, Maya. La investigación judicial que realiza la juez de Pamplona, María Paz Benito, ha revelado que celebraban el mismo día varias reuniones de uno y otro órgano y en una misma jornada podían embolsarse hasta cuatro dietas. Las actas desvelan además que en estas reuniones solo tomaba la palabra el secretario de la entidad financiera para informar a los asistentes de distintos avatares de la gestión y en menos de una hora se daba por finalizada sin más intervenciones. La declaración judicial del secretario de Caja Navarra, Alberto Pascual, desveló además que era Sanz quien decidió que las reuniones se realizasen en un mismo día y fijaba sus contenidos.

Miguel Sanz devolverá solo las percepciones de la comisión permanente, unos 39.000 euros mientras que Barcina, que tomó su decisión tras el anuncio del expresidente, lo hará de todas las dietas cobradas de Caja Navarra, tanto en la permanente como en la junta ordinaria, lo que suponen 68.500 euros. Barcina y Sanz habían defendido en los últimos días su labor en la entidad financiera, pero el malestar social levantado al conocerse las actas de esas reuniones encadenadas les ha hecho tomar esta medida pese a que Sanz afirma que lo hace para defenderse de “infamias y acusaciones insidiosas”.

Por su parte, Barcina asegura que estas dietas se percibieron “dentro de la legalidad”, pese a que la comisión permanente tardó un año en aparecer dentro de los estatutos de la caja. Reconoce la presidenta que toma la decisión de devolver el dinero para no empañar “el buen nombre de UPN”. Barcina se juega el próximo domingo el liderato de su partido frente al presidente del Parlamento foral, Alberto Catalán.

Junto a Sanz, Barcina y Maya, también han anunciado el retorno de sus dietas el consejero de Educación José Iribas y la concejal de Pamplona Ana Elizalde. Por su parte, el secretario general del PSN, Roberto Jiménez, señaló el pasado viernes que no tenía intención de devolver las dietas ya que el trabajo en los órganos de Caja Navarra “era muy intenso” y recordó que en la campaña electoral de 2011 ya publicó cuáles eran sus ingresos por este concepto.