Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 38% de los autobuses escolares no disponen de cinturones de seguridad

Tráfico inicia una campaña de vigilancia intensiva del transporte escolar

La Dirección General de Tráfico (DGT) vigilará desde hoy y hasta el domingo los autobuses de transporte escolar con el “objetivo de mantener la seguridad de este tipo de vehículos y de recordar la importancia de realizar un transporte seguro”, según informa la institución en una nota de prensa. La campaña cumple así con una de las principales preocupaciones de la Estrategia de Seguridad Vial 2011-2020, que planteaba como uno de sus fines que no hubiera ningún menor fallecido sin sistema de retención infantil.

Agentes de la Agrupación de la Guardia Civil de Tráfico inspeccionarán durante esta semana los vehículos destinados al transporte escolar para comprobar que cuentan con las autorizaciones y documentos precisos, para verificar que las condiciones técnicas y elementos de seguridad del vehículo son los que exige la normativa y que el conductor cumple los tiempos de conducción y descanso y dispone del permiso de conducción adecuado.

Durante la campaña se prestará especial atención al uso de cinturón de seguridad en aquellos autobuses que lo tengan instalado. Según la Federación Española Empresaria del Transporte de Viajeros (Asintra), en España, de los 17.000 autocares que diariamente realizan transporte escolar solo dos de cada cinco (38%) llevan instalados cinturones de seguridad.

Según estudios citados por la DGT, a 50 kilómetros por hora “la posibilidad de que un niño sobreviva sin ninguna medida de seguridad es prácticamente nula y ni siquiera a poca velocidad está garantizada su supervivencia”. Por eso, Tráfico recomienda que las asociaciones de padres y madres solo contraten autobuses con dispositivos de retención infantil.

En cuanto a los accidentes, la velocidad inadecuada y las distracciones son las principales causas de siniestros. No obstante, las cifras de siniestralidad muestran que el transporte escolar es seguro. Ni en 2010 ni en 2011 –los dos últimos años con cifras consolidadas- hubo ninguna víctima mortal entre los usuarios de autobuses escolares.

Más información