El juez investiga en 10 países el dinero evadido por Díaz Ferrán

Eloy Velasco bloquea al expresidente de la CEOE 4,9 millones de euros en Suiza, un yate tasado en 3,5 millones y un Rolls Royce

SAMUEL SÁNCHEZ

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco busca en 10 países el dinero supuestamente evadido al extranjero por el expresidente de la patronal CEOE Gerardo Díaz Ferrán, tras descapitalizar este sus empresas, el Grupo Marsans, con el fin de no pagar los alrededor de 400 millones que adeuda a sus cerca de 10.000 acreedores. De momento, el juez solo ha podido bloquearle 4,9 millones de euros en una cuenta en Suiza, un yate fondeado en Mallorca (valorado en 3,5 millones), 400.000 euros que guardaba en una caja fuerte en su casa y un vehículo de superlujo, marca Rolls Royce, que Díaz Ferrán adquirió por 500.000 euros. Pero los investigadores policiales están convencidos de que el expresidente de la CEOE logró evadir al extranjero, antes de decretar la quiebra de sus empresas, muchos millones de euros que supuestamente oculta en paraísos fiscales que, de momento, no responden a la petición de ayuda de la justicia española.

Las comisiones rogatorias (petición judicial de ayuda internacional) han sido enviadas a los siguientes países: EE UU, Perú, México, Liechtenstein, Irlanda, Bélgica, Luxemburgo, Holanda, Argentina y Suiza. En concreto, al país helvético se han remitido ya tres comisiones rogatorias. La mayoría de los países ni siquiera han contestado a la petición para que informen sobre si Díaz Ferrán o los herederos de su socio, Gonzalo Pascual, ya fallecido, poseen cuentas en ellos a su nombre. Únicamente México ha informado al juez, pero en el sentido de que no puede facilitarle la información que pide porque lo prohíben las leyes de este país. Suiza también ha respondido, pero para pedir al juzgado que le aclare determinados aspectos de su demanda.

Díaz Ferrán se halla en prisión preventiva desde el pasado 6 de diciembre por delitos de blanqueo de capitales e insolvencia punible; es decir, por “vaciar” su patrimonio personal y el de sus empresas con la finalidad de ocultar sus bienes de los concursos de acreedores que pesaban sobre ellos. El juez Velasco tramita una querella interpuesta por cuatro operadores turísticos a los que el expresidente de la CEOE debe (solo a ellos, sin contar los trabajadores de sus empresas) casi 50 millones de euros.

El juez sospecha que Díaz Ferrán tiene gran parte de su capital fuera de España, y le imputa un delito de insolvencia punible porque dispone de las escrituras de numerosas operaciones (alquileres, compraventas, atribución de deudas falsas) urdidas por el empresario para que los jueces mercantiles que llevan los concursos de acreedores de sus empresas no puedan acceder a estos y entregarlos a los acreedores. Para cometer esos supuestos delitos, Díaz Ferrán se sirvió del empresario Ángel de Cabo, quien, como él, se halla preso bajo fianza de 50 millones. Los abogados de la acusación han pedido la imputación de uno de los hijos de Díaz Ferrán. Este hijo, que se llama como él, Gerardo, tiene empresas con De Cabo que ahora están produciendo y generando dinero.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS