Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP impide que el Congreso investigue el ‘caso Bárcenas’

Los populares aceptan “desnudarse en los tribunales”, pero no en una comisión que “manipularía” el líder del PSOE

Jesús Sepúlveda, exalcalde de Pozuelo imputado en el caso Gürtel y exmarido de la ministra de Sanidad, Ana Mato, sale de su domicilio, situado en una de las zonas más lujosas de Aravaca (Madrid) en la mañana de ayer
Jesús Sepúlveda, exalcalde de Pozuelo imputado en el caso Gürtel y exmarido de la ministra de Sanidad, Ana Mato, sale de su domicilio, situado en una de las zonas más lujosas de Aravaca (Madrid) en la mañana de ayer

Bajo el antiguo principio de que la mejor defensa se ejerce atacando, el PP intenta recuperar terreno e iniciativa tras verse sacudido por el escándalo del caso Bárcenas. Su idea es volver las acusaciones en contra de sus críticos, con los socialistas a la cabeza. Los populares tienen claro que van a usar su mayoría absoluta para impedir que el Congreso cree una comisión de investigación tras la publicación por EL PAÍS de la contabilidad manuscrita del extesorero del PP Luis Bárcenas. Y ayer ratificaron esa oposición dejando caer, además, que esa comisión podría ser manipulada y apuntando al PSOE.

El PP está dispuesto a “desnudarse ante los tribunales, no ante Rubalcaba. Yo no me fío de Rubalcaba, de la investigación que pueda llevar a cabo Rubalcaba”, enfatizó en Bilbao el vicesecretario de organización del partido, Carlos Floriano.

El PP no tiene “ningún temor” a un ejercicio de transparencia, palabra que Floriano empleó una veintena de veces en su comparecencia tras reunirse con el Comité de Dirección del PP vasco; “lo que sí tememos es la manipulación que algunos puedan hacer de algunas cosas”. ¿Ve riesgo de manipulación en una comisión que investigase en el Congreso? Respuesta de Floriano: “Los ciudadanos estarán mucho más tranquilos con los tribunales que con las afirmaciones a la salida o las conclusiones que pueda presentar una comisión de investigación. Ya le diré cómo la van a deslegitimar: ‘Como tienen mayoría absoluta, las conclusiones ya las tienen escritas”.

Ese fue uno de los pilares del contraataque verbalizado por Floriano. El segundo: exigir a Rubalcaba que haga públicas tanto su declaración de la renta como las cuentas del PSOE. Es el compromiso que, en cuanto a su declaración, adoptó Mariano Rajoy el pasado sábado ante la ejecutiva nacional popular y que ayer por la tarde seguía sin materializarse en la web de La Moncloa. El vicesecretario del PP apuntó que Rajoy no estará solo en ese ejercicio: le acompañarán “de manera inmediata”, de forma segura, “todos los aludidos [en los papeles], los presidentes de comunidades autónomas” del PP e incluso “gente que ha sido concernida, que no han sido aludidos directamente”. No concretó Floriano qué dirigentes serán en concreto los que hagan tal revelación, cuál es el plazo “inmediato” ni si entre ellos estará el expresidente Aznar.

Carlos Floriano exige a Rubalcaba que haga pública su declaración de

Tras repetir que el PP “nunca, nunca, nunca” ha tenido una financiación ilegal ni ha sido condenado por ello, lo que contrapuso al PSOE del caso Filesa, que no citó, Floriano se esforzó en contraponer “unos papeles fotocopiados” a la causa por los ERE andaluces, donde “estamos hablando de 900 millones”. Los populares fueron impulsores de la comisión que analizó los ERE en la Cámara andaluza, pero “son cuestiones distintas”.

Tercer pilar: negar valor a los documentos de Bárcenas, “unos papeles que nadie reconoce”. Floriano no sabe si el extesorero es autor de las notas, pero incidió en la teoría de la conspiración: la intención de las mismas es “tratar de dañar al principal partido del país”, hoy en el Gobierno.

Por ello, también en breve —plazo que apuntó igualmente ayer la número dos del partido, María Dolores de Cospedal—, el PP irá a los tribunales “contra todos”. Ese genérico incluye, repitió Floriano dos veces, a “quien publica [los papeles], quien los filtra y quien imputa acciones” ilegales al partido. No concretó si Bárcenas o su antecesor en el cargo, Álvaro Lapuerta, entrarían en esos grupos. Tomada la decisión política, queda por concretar la vía: querella criminal o demanda civil por el derecho al honor.

El vicesecretario resta valor a "unos papeles que nadie reconoce"

De los más de media docena de cargos populares que han avalado la veracidad de los pagos que figuran en la contabilidad de Bárcenas solo quiso aludir Floriano al préstamo reconocido por el presidente del Senado, Pío García Escudero, que aparece en la “contabilidad real”.

De puertas adentro, Floriano trasladó a la cúpula del PP vasco dos ideas resumidas así por uno de los presentes: “Todo falso y querellas contra todo el mundo”.

Mientras, los socialistas ven que han hecho presa y su intención es no soltarla. El secretario general de su grupo en el Congreso, Eduardo Madina, instó al jefe del Ejecutivo a dar la cara en el Congreso para explicar “el mayor escándalo de corrupción” en la historia de la democracia española. Por ello, no se van a cansar de pedir “una y otra vez” la presencia de Rajoy en la Cámara baja.