Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP denunciará “a todos” los que les acusen de financiación irregular

Floriano ha insistido en que el PP “respalda” a la ministra de Sanidad Ana Mato

Carlos Floriano. FOTO: GORKA LEJARCEGI

“Contra todos”. El PP resolvió este lunes, tras días de debate interno, actuar “contra todos” los que acusen a sus dirigentes y a la organización de financiación ilegal. Así lo aseguró el número tres del partido, el vicesecretario de Organización y Electoral, Carlos Floriano, apuntando indirectamente a Luis Bárcenas, al que evitó mencionar. La formación iniciará acciones judiciales contra “los que han atribuido al PP o a sus órganos de dirección acciones ilegales o irregulares, los filtradores de esa información y los que la han publicado”.

La decisión está tomada. Después de que Esperanza Aguirre y otros barones pidieran a Rajoy que se querellara ya contra Luis Bárcenas, el Comité de Dirección popular presidido por María Dolores de Cospedal movió ficha al hacer este anuncio, “solo a la espera de un último informe” que fijará el tipo de acción legal. “Si es conveniente para nuestras pretensiones seguir por la vía penal o por la vía civil”, explicó Floriano.

Aun así, el dirigente popular no quiso poner nombres a “los filtradores” y evitó en todo momento referirse explícitamente al extesorero, cuya contabilidad manuscrita ha publicado EL PAÍS. “Todos los que hayan atribuido, filtrado y publicado” pueden ser objetos de esas acciones, se limitó a señalar. Quien ya ha dirigido su denuncia contra Bárcenas ha sido este lunes la exministra del PP Ana Palacio, al presentar una querella por injurias contra el que fue el responsable de las finanzas del PP por los apuntes en los que aparece su nombre. Fuentes populares señalan a este respecto que se trata de dos cauces distintos, y hacen hincapié en la diferencia entre una querella a título personal y otro tipo de acción jurídica interpuesta en nombre de la dirección de todo el partido.

Floriano aseguró, además, que la base documental que presentará el PP será sustentada por pruebas grafológicas de “expertos calígrafos” llamados a pronunciarse sobre la autenticidad de los manuscritos y la atribución de la letra. El partido, que, según algunas fuentes reconoce la existencia de más coincidencias entre la contabilidad interna y los apuntes publicados, tampoco quiso explicar si atribuye las que considera “manipulaciones” de las cuentas al propio Bárcenas o a este periódico. “En eso no entramos. Eso está incluido en las acciones judiciales, que irán acompañadas de expertos calígrafos que respalden esas acciones”, apuntó el vicesecretario de Organización.

“Todo esto es una burda manipulación”, declaró este lunes por su parte el extesorero, quien ya se desvinculó de las notas. “Ni existe ni ha existido ninguna libreta secreta”, insistió. En ese sentido, indicó que también sus abogados están estudiando la posibilidad de emprender acciones legales.

El PP está convencido de que, tras finalizar la auditoría interna y una vez encargada la revisión externa de las cuentas oficiales, gracias a la apertura de una vía judicial “todo quedará más claro y se pondrá de manifiesto una vez más algo que es incuestionable”. Esto es, “que no ha habido financiación ilegal”. “Los papeles publicados son fotocopias, no la contabilidad del PP”, volvió a insistir otro miembro de la cúpula, Esteban González Pons, al apuntar que “da la impresión de que se han escrito de una sentada”.

Al igual que hizo Pons el domingo, además, Floriano también aprovechó su comparecencia de este lunes para arremeter contra el líder del principal partido de la oposición. El número tres del PP está convencido de que “Rubalcaba mira siempre para otro lado cuando se refiere a su partido”. “Él puede pedir dimisiones y los demás no se la podían pedir a él. Rubalcaba se convierte en gran inquisidor cuando se habla de papeles que no se refieren a su partido”, le acusó.

Floriano se refirió también al caso de Jesús Sepúlveda, exmarido de la ministra de Sanidad, Ana Mato, que sigue percibiendo un salario del PP. El exalcalde de Pozuelo de Alarcón (Madrid), que dimitió en 2009 al ser imputado en el caso Gürtel, sigue cobrando por su trabajo de asesor, lo que le permite trabajar desde casa sin apenas acudir a la sede nacional, en la calle Génova, como avanzó este lunes eldiario.es.

La situación de Sepúlveda, recuerda el PP, no ha cambiado desde enero de 2011, cuando otro informe policial acreditaba que el cabecilla de la trama corrupta, Francisco Correa, regaló viajes al exregidor. En esta línea, Floriano mantuvo que Sepúlveda es un funcionario del PP y el “estatuto de los trabajadores” le ampara, y a eso atribuye que el partido no haya decidido prescindir de sus servicios a pesar de la imputación.