Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gallardón renuncia al programa para pactar el Poder Judicial con el PSOE

El Ejecutivo da luz verde al proyecto de Gallardón, contrario al programa del PP

El nuevo sistema de elección de vocales resta poder a las asociaciones de jueces

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy el anteproyecto de ley orgánica del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el órgano de gobierno de los 5.100 jueces españoles. El Ministerio de Justicia, dirigido por Alberto Ruiz-Gallardón, ha apurado hasta el último momento para intentar pactar el texto con el PSOE, pero ante la falta de respuesta de los socialistas —que no se niegan al acuerdo, pero siguen aplazándolo— ha decidido aprobarlo ya. Los plazos son perentorios: en junio debe iniciarse el proceso para renovar a los miembros del CGPJ, y el Gobierno quiere que se haga ya con las nuevas reglas.

A pesar de no contar con el respaldo previo del PSOE(que podría producirse más adelante, durante la tramitación parlamentaria), el anteproyecto incluye la principal reivindicación que los socialistas habían planteado a Gallardón: que la elección de los 20 vocales del Consejo siga en manos del Parlamento. Asumir eso significa que el PP renuncia a lo que recogía su programa electoral: la elección de 12 de esos vocales por parte de los propios jueces. Lo mismo que reclamaban las asociaciones de jueces, muy perjudicadas por este proyecto y que con toda probabilidad responderán con más protestas. En la comparecencia posterior al Consejo de Ministros, Gallardón ha asegurado que durante los últimos meses ha buscado la aproximación a los grupos políticos de la oposición "para que la ley no sea aprobada solo con los votos del PP".

La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, no ha querido adelantar si su partido apoyará esta reforma del CGPJ, que socialistas y populares llevan negociando cuatro meses. "Vamos a esperar a ver el proyecto del Gobierno", ha dicho.

El CGPJ tiene tres competencias fundamentales para el funcionamiento de la Administración de Justicia: el nombramiento de los principales altos cargos del Tribunal Supremo, Audiencia Nacional, Tribunales Superiores y otros; la imposición de sanciones a los jueces que cometan infracciones; y la realización de informes sobre determinados proyectos de ley del Gobierno.

Estas son las principales novedades que introduciría en su funcionamiento, cuando entre en vigor, la reforma aprobada hoy el Consejo de Ministros

- MENOS INFLUENCIA DE LAS ASOCIACIONES. La elección de los 20 vocales del Consejo seguirá en manos del Parlamento, como hasta ahora. Pero hay dos novedades. Primero: será más fácil entrar, porque cualquier juez avalado por una asociación o por 25 compañeros —antes eran 100 los avales— podrá presentarse como candidato; donde antes Congreso y Senado elegían entre un máximo de 36 aspirantes, ahora elegirán entre cientos. Segundo: el Parlamento deberá “tomar en consideración” el equilibrio existente en la carrera judicial entre asociados y no asociados (casi la mitad no están asociados). En el último borrador del proyecto decía que el Parlamento “procurará” mantener ese equilibrio; el texto final dice “tomará en consideración”, según fuentes del ministerio. Justicia asegura que el objetivo es el mismo: que entren jueces no asociados en el CGPJ. Ahora, tres asociaciones se reparten las 12 vocalías de jueces de carrera (propuestas por los partidos políticos) y eso se traduce después en los nombramientos que estos realizan: entre el 70% y el 80% de los presidentes de sala en los distintos tribunales son asociados.

La elección final tendrá otro condicionante: el Parlamento deberá incluir entre los 12 vocales jueces, “como mínimo”, a tres magistrados del Supremo y a otros tres que tengan más de 25 años de antigüedad. El presidente del CGPJ y del Supremo solo podrá ser un magistrado del alto tribunal o un “jurista eminente” con 25 años de experiencia.

- SOLO OCHO MIEMBROS COBRARÁN SUELDO. La condición de vocal del CGPJ es una de las más requeridas por los altos sueldos que comporta. El anteproyecto de ley mitigará eso: el sueldo seguirá siendo alto, pero solo lo cobrarán seis de los 20 vocales (los de la comisión permanente), más el presidente y el vicepresidente. El resto recibirá dietas por asistir a plenos o comisiones. En el proyecto original solo figuraban cinco sueldos: finalmente serán ocho.

- SE RELAJA EL RÉGIMEN DE INCOMPATIBILIDAD. Todos los vocales, sean jueces o juristas —salvo los de la comisión permanente, el presidente y el vicepresidente— podrán seguir ejerciendo su trabajo fuera del CGPJ. Eso podría dar lugar a que un jurista vocal trabaje en casos sobre los que luego el CGPJ tenga que pronunciarse.

- RECORTE A LAS COMPETENCIAS. El Consejo mantendrá las competencias “que la Constitución le encomienda”, pero perderá otras que ha ido adquiriendo con los años, como la potestad para regular ciertos aspectos de la jornada laboral o de la carga de trabajo. Este es uno de los puntos que más ha indignado a las asociaciones. Además, se eliminan 12 de las 15 comisiones de trabajo (sus labores las asume la permanente) y se establece que las decisiones —salvo las muy relevantes— se tomarán por mayoría simple, no por tres quintos como ahora.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >