“España estará como Mercamadrid, todo el mundo en huelga”

El paro generalizado en la central de abastos madrileña insufla ánimos a los sindicatos

Los puestos de Mercamadrid cerrados en la madrugada del miércoles.
Los puestos de Mercamadrid cerrados en la madrugada del miércoles. uly martín

Mercamadrid, una de las principales plataformas de distribución alimentaria de Europa, ha vivido esta noche un "paro casi generalizado" que da esperanzas a las organizaciones sindicales y sociales para pensar que la jornada "será un éxito en toda España", según ha asegurado pasadas las dos de la madrugada el secretario general de UGT-Madrid, José Ricardo Martínez. , quien también ha subrayado un seguimiento del 100% en Iveco, Bosch y otras grandes factorías madrileñas.

El líder de UGT ha acudido a apoyar a los piquetes informativos, que solo tuvieron que permanecer tres horas en la entrada de Mercamadrid, "pues apenas han entrado camiones", explicaba una manifestante, portando una bandera de Comisiones Obreras (CC OO), que completó: "España estará como Mercamadrid esta noche, todo el mundo en huelga".

"No hay nada más que ver la entrada de Mercamadrid", explicaba esta noche el secretario general de CCOO madrileño, Javier López, mientras miraba hacia un centro de trabajo que a esa hora, las dos de la madrugada, suele ser un hervidero de gente: "En otras huelgas había una cola de camiones para entrar en Mercamadrid, mientras que hoy en una hora la presencia de estos vehículos es testimonial", resalta López, que al igual que su homólogo de UGT considera que en esta ocasión la huelga cuenta con un mayor respaldo social: "La han convocado los ciudadanos, y no solo los sindicatos", resalta José Ricardo Martínez, quien apunta que desde las doce de la noche Telemadrid "está en negro" y que las cocheras de Metro están "con los servicios mínimos".

En cuanto a los comerciantes, López ha explicado también que por el centro de Madrid, "al igual que en todas las ciudades de España, se pueden ver carteles mostrando su apoyo a la huelga general". Un simple paseo por el interior de Mercamadrid a las horas en las que este centro logístico debería tener su mayor intensidad de trabajo, hacia las dos de la madrugada, muestra a las claras el "éxito" de la convocatoria de huelga, pese a que la actividad tampoco era nula: "El 90% de los trabajadores están en su casa", explicaban tanto los responsables de UGT como los de CC OO, que convirtieron una protesta que cada huelga general viene marcada por la tensión con los agentes del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) en una auténtico jornada de confraternización: "Cuidaros", se despidió un agente, al conocer que algunos de los jóvenes sindicalistas abandonan el piquete informativo de Mercamadrid: "No hay ninguno de vosotros que sea soltero", contestó uno de los sindicalistas, apuntando hacia una activista que había mantenido una larga conversación con varios agentes de la policía, que acudieron al centro logístico de Vallecas en siete furgonetas, y con el apoyo de cuatro caballos de la unidad equina.

Mientras tanto, ajenos a todo el ajetreo de la puerta de entrada, algunos trabajadores sin tarea aprovechaban el largo rato libre para jugar un improvisado partido de fútbol contra los sindicalistas, uniformados con petos fluorescentes: "Así tenemos algo que hacer", explicaba uno de los trabajadores. Un poco más lejos, otro empleado, sentado en los peldaños de una escalera, se lamentaba por la actitud de los sindicalistas, al tiempo que gritaba: "Les dan 70 euros por ir de huelga". Esta frase tuvo rápidamente una contestación: "Eso es mentira, no digas tonterías", dijo un sindicalista, que lamentó la actitud de "un compañero que conozco desde hace muchos años".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS