Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tráfico cambia el método de recuento de fallecidos y reduce la cifra de 2011

Según el nuevo sistema, el año pasado 2.060 personas perdieron la vida al volante

Con el modelo anterior, la cifra se hubiera elevado a 2.149

El año pasado murieron en España 2.060 personas en accidentes de tráfico de acuerdo con el nuevo método de la Dirección General de Tráfico (DGT) para calcular el número de fallecidos, un sistema que, según la directora de la institución, María Seguí, “se ajusta más a la realidad”. Si se hubiera utilizado el procedimiento anterior, la cifra se habría elevado hasta 2.149 víctimas mortales.

Durante su comparecencia este lunes en la Comisión de Seguridad Vial y Movilidad Sostenible, Seguí ha explicado que el nuevo procedimiento se basa en un “seguimiento real de todos los heridos”. Hasta el momento, la cifra de víctimas mortales a 30 días se calculaba multiplicando el dato de los fallecidos a 24 horas —es decir, en el mismo día del accidente— por un factor corrector. Ahora, la DGT no solo ha utilizado, como venía haciendo, fuentes policiales, sino también datos del Instituto Nacional de Estadística, del Ministerio de Sanidad —que incluyen el número de víctimas que han requerido asistencia de urgencias o extrahospitalarias— o de la Encuesta Nacional de Salud. “Habría que haber cambiado el sistema hace 20 años para evaluar con rigor”, ha criticado Seguí.

“Cambien el número en su memoria, porque la cifra de fallecidos en 2011 fue 2060”, ha incidido la directora de Tráfico para recordar que el balance ofrecido en enero, de 1.479 muertos, son datos a 24 horas que solo incluyen las víctimas en carretera. El de este lunes también recoge los fallecidos en ciudad. Además, por primera vez, se refleja el número de personas con discapacidad permanente por secuelas de un accidente de tráfico: 78.961.

Sin embargo, aunque disminuyen las víctimas mortales, el nuevo método arroja un mayor número de heridos. “Los graves prácticamente se duplican y los leves se multiplican por cinco”, ha confirmado la directora de la DGT. En concreto, en 2011, hubo 22.184 heridos graves y 548.777 leves. Con el método antiguo, que solo tenía en cuenta las fuentes policiales, la cifra se reduciría a 11.247 y 104.290 respectivamente.

A pesar de que el nuevo método de recuento distorsiona las comparaciones con años anteriores, se puede constatar un descenso de fallecidos. Según el sistema antiguo, en 2010 murieron 2.478 personas, 329 más que en 2011.

Seguí ha señalado que el perfil de los fallecidos en accidente de tráfico ha cambiado. Las víctimas dejan de ser jóvenes que mueren en fin de semana, de noche y en verano. En 2011, el 50% tenía 45 o más años, el 61% murió entre las ocho de la mañana y las ocho de la tarde, el 65% perdió la vida entre el lunes y el viernes, y el 79%, en accidentes ocurridos de septiembre a junio.

En cuanto al tipo de siniestro, la salida de vía se cobró la vida de 578 personas (36% del total) en carreteras interurbanas. En ciudad, casi la mitad de los fallecidos, 271, perdieron la vida por atropello.

La Asociación DIA de Víctimas de Accidentes ha apoyado hoy la nueva forma de contabilizar las víctimas de accidentes "ya que permitirá conocer el impacto real de los siniestros de tráfico, sus causas y los diferentes elementos que concurran", ha señalado la asociación en un comunicado. DIA ha valorado que el método permita conocer el número real de personas que adquieren una discapacidad como consecuencia de un accidente de tráfico lo que permitirá mejorar su asistencia.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >