Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los nacionalistas ven el manifiesto federalista como un ataque a CiU

El PSC considera que los firmantes avalan su apuesta por una salida dialogada

Artur Mas y el PP catalán ignoraron el documento

Los nacionalistas ven el manifiesto federalista como un ataque a CiU Ampliar foto

Ataque a Convergència i Unió, tomadura de pelo, brindis al sol... Estos fueron calificativos con el que los diferentes partidos nacionalistas catalanes recibieron ayer el manifiesto en el que cientos de personalidades de toda España responden a la propuesta soberanista de Artur Mas y abogan por una salida dialogada y federalista. Los nacionalistas dejaron de lado mayoritariamente que el manifiesto abre la puerta a buscar una solución “respetuosa” si el sentimiento nacional catalán resulta apoyado mayoritariamente de forma irreversible, y se centraron en desdeñar la apuesta federalista. El Partit dels Socialistes fue el único que apoyó sin ambages el documento. El Partido Popular de Cataluña lo ignoró.

Continuando con su estrategia de tensionar al máximo las posiciones, el líder de Convergència i Unió, Artur Mas, optó por ignorar por completo el manifiesto en su mitin de ayer. En estos momentos CiU defiende que el Estado propio es la única fórmula que garantiza “la supervivencia” de Cataluña. El entorno del presidente considera que el manifiesto carece de cualquier credibilidad, critica que hable de “nacionalismo exacerbado” y acusa a los firmantes de haber permanecido callados en procesos complicados para la política catalana como fue la negociación del Estatuto.

El líder de Unió Democràtica, Josep Antoni Duran i Lleida, fue el único dirigente de CiU que se refirió al manifiesto y solo a través de su cuenta de Twitter. Duran lo atacó asegurando que el texto es “sencillamente una misiva contra CiU” por las críticas a su gestión económica entre otras. En opinión del dirigente democristiano, el texto carece de autocrítica hacia las instituciones españolas. Criticó Duran que algunos de los firmantes, militantes socialistas, critiquen “sin rubor” la gestión de la crisis por parte de CiU a la vez que “ignoran la etapa del tripartito y la gestión del PSOE y del PP en España”.

Con todo, Duran sí destacó que los firmantes defiendan la búsqueda de una “solución respetuosa” si los catalanes se muestran contrarios de una forma “irreductible y permanente al mantenimiento de las instituciones que entre todos nos dimos”.

El candidato de Esquerra Republicana, Oriol Junqueras, fue aún más crítico y consideró el manifiesto como “una tomadura de pelo para los catalanes”. Junqueras también reprochó que los intelectuales españoles no defendieran con enjundia en su día el Estatuto catalán y lamentó que “se hayan hecho federalistas aquellos que antes estaban orgullosos de haber pasado un cepillo sobre el Estatuto”.

La defensa del texto llegó de la mano del PSC, que lo considera complementario al manifiesto que el mes pasado impulsaron decenas de intelectuales catalanes. Daniel Fernández, Secretario de Organización del PSC lo considera como una prueba de que “hay una España que quiere dialogar y acordar desde el respeto a Cataluña”. En opinión del dirigente socialista, “entre unos y otros hay una amplia avenida a través del diálogo y el acuerdo y mediante la propuesta federal”. El equipo del secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, también elogió el manifiesto a través de las redes sociales, insistiendo en la idea de que los firmantes muestran el camino “para el diálogo y el consenso”. Sin suscribir el conjunto del texto, el líder de Iniciativa, Joan Herrera, elogió que “comience a haber voces reclamando el modelo de Estado federal”.

Más información