JOSÉ MANUEL SORIA / Ministro de Industria, Energía y Turismo

“Voy mejor con electricidad que a pilas”

El ministro confiesa que Soraya Sáenz de Santamaría carga las pilas a todo el Gobierno porque "sabe de todo y está plenamente informada"

El ministro José Manuel Soria, enchufado a la red.
El ministro José Manuel Soria, enchufado a la red. GORKA LEJARCEGI

Pregunta. Tal y como tiene el patio energético, ¿necesita iluminación?

Respuesta. Todos necesitamos iluminación. Yo no soy una excepción. Estoy en el término medio.

P. ¿Se confirma que ha puesto en su casa una estufita de carbón,  para ayudar al sector?

Perfil

El ministro meyba, equidistante del slip y de las bermudas durante toda la entrevista, tiene 54 años y dos hijos, es amante del deporte y coge la guitarra alguna vez, rememorando boleros como Atiéndeme, de Los Panchos, que, al parecer, borda. Fan de Maná, dice ser amigo de casi todo el Gobierno, y parte del extranjero: a todos los ha pasado por Canarias, y agasajado convenientemente.

R. No, la estufa de carbón no la contemplo. La calefacción en invierno es de las cosas que peor llevo en Madrid, por la sequedad.

P. Para llevar el ministerio, ¿se ve cada mañana con energías renovables?

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

R. Me veo con mucha energía una vez que he hecho ya los deberes deportivos: media hora o cuarenta minutos de carrera.

P. ¿Y para qué corre tanto? ¿Quién le persigue?

R. Normalmente, nadie. Y últimamente en Madrid no corro tanto. Subo a la máquina elíptica, por una lesión lumbar.

P. ¿Funciona mejor a pilas o enchufado a la red?

R. Voy mejor con electricidad.

P. A la otra red también se enchufa. Tiene hasta blog.

R. Antes más que ahora. Desde que estoy en el ministerio, una gran parte de quienes me escriben tuits no lo hacen con respeto.

P. ¿Qué descuento le hacen en el recibo de la luz por ser ministro?

R. Ninguno.

P. ¿Cuánto paga?

R. Creo que unos 200 euros.

P. Declara un patrimonio superior al millón. ¿Llega a fin de mes con facilidad?

R. Sí, con muchísima facilidad, porque tengo un sueldo que no tiene la inmensa mayoría de los españoles, aparte del patrimonio, que eso no es mérito mío, sino de mis padres.

P. Los españoles soportamos la electricidad más cara de Europa. ¿esto sí es mérito suyo?

R. Yo creo que el mérito es compartido. Cuando llegué aquí había un déficit de 24.000 millones de euros. Al ritmo que iba, en 2012 hubiera sido de otros 5500, y va a ser de 1500 millones, gracias a las medidas que hemos tomado.

P. Dicen que, de mayor, lo que quiere ser es presidente de Canarias.

R. Me he presentado ya tres veces y no lo he conseguido. Me hubiese encantado.

P. Esto de ser ministro es un sucedáneo, un trámite.

R. No, no, ni mucho menos. Para un funcionario del Estado, como soy, tener la oportunidad de estar en el Gobierno de tu país... no hay más honor.

P. ¿Quién le carga más las pilas: Soraya Sáenz de Santamaría o Ana Pastor?

R. Soraya nos las carga a todo el Gobierno, porque sabe de todo y está plenamente informada.

P. ¿Le duele más la marcha de Esperanza Aguirre o una derrota de la Unión Deportiva Las Palmas?

R. Lo de Esperanza lo he sentido mucho, porque es amiga mía y no era previsible. La derrota de la U. D. Las Palmas la siento en carne propia todos los domingos.

P. ¿Con quién cambia más cromos en el Consejo de Ministros?

R. Luis de Guindos y yo somos amigos desde el año 84, en que preparamos juntos la oposición. De estos amigos con los que vas a cenar un viernes por la noche.

P. ¿Y el miembro más fascinante del Gabinete?

R. Ciertamente fascinante es Margallo, persona sumamente preparada y con fina ironía.

P. ¿Quién cree que tiene más carisma: Rajoy o el Dalai Lama?

R. Para mí, Rajoy.

P. ¿En la playa, bermudas o slip?

R. Ninguna de las dos cosas.

P. ¿Cómo se baña, Dios mío?

R. Con un meyba. El slip me parece un poco corto y el bermudas, un poco largo. Me quedo con el término medio.

P. Cuando, como alcalde de Las Palmas, tuvo overbooking de inmigración ilegal, regaba los bancos por la noche para que no durmieran en ellos los inmigrantes. ¿Es usted muy limpio o un malaje muy grande?

R. En Las Palmas se riegan los bancos antes y ahora. Es una ciudad muy turística, y lo que pretendemos es que estén limpios.

P. ¿Utiliza juguetes eróticos?

R. No.

P. Es de riguroso clasicismo.

R. No, tampoco [ríe]. Es como lo del bañador: término medio. Ni bermudas ni slip.

P. ¿Hay algo que le defina más que su pasión por Los Sabandeños?

R. Tengo también pasión por Los Gofiones, que son de Gran Canaria.

P. Es sabido que le encanta nadar. ¿Y guardar la ropa?

R. También. Siempre lo hago. Es muy necesario.

P. Como ministro, ¿se ha equivocado en algo?

R. Sí, muchas veces. Probablemente... No me acuerdo.

P. O sea, que lo hace usted todo divinamente.

R. Nooo, todo lo contrario. ¿Fatal? Tampoco.

P. A ver si va a ser como el meyba: una cosa intermedia.

R. Una cosa intermedia. El nivel intermedio de errores.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS