Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La red informó a la mano derecha del Gobierno de Mas de su actuación

Germà Gordó recibió un informe para revisar un concurso por 19 millones

La Agencia Tributaria considera que el cerebro de la trama empresarial del sector de las ITV, Josep Tous, tenía “alineados” a la presidencia de la Generalitat, al Departamento de Empresa y Ocupación y a Convergència Democràtica (CDC) para favorecer los intereses de las empresas beneficiarias. Las conversaciones telefónicas revelan una estrecha connivencia del poder político con los intereses de Tous, al que los investigadores definen como “la mano ejecutora” de Oriol Pujol, secretario general de CDC, y que fue quien ordenó a la Generalitat que se le contratara para “reordenar” el sector de las ITV.

A la ya conocida implicación de Oriol Pujol en la trama, se suma ahora la de Germà Gordó, secretario de gobierno de Artur Mas y hombre de máxima confianza del presidente de la Generalitat. Uno de los pinchazos telefónicos que constan en el sumario, al que ha tenido acceso EL PAÍS, revela una llamada de Gordó a Tous la mañana del 26 de octubre de 2011.

El entramado societario de Oriol Pujol ampliar foto
El entramado societario de Oriol Pujol

En ella, Tous, que también era entonces el presidente de la sectorial de Industria de CDC, explica a Gordó que le hará llegar un documento en el que se dice que “si ejecutamos la resolución ahora son 19 millones de euros” y advierte también que “si hacemos una revisión de oficio y toda la película, de aquí a tres o cuatro años puede que hagamos 21 millones de euros”. Se refiere a la adjudicación de un paquete de estaciones de ITV. Después de ofrecer las dos alternativas, Tous le dice a Gordó: “Hacer lo que queráis, pero mi recomendación es ejecutar la resolución de 2006 y en tres meses tenemos el dinero en el bolsillo, ¿vale?”. El plural va referido a las arcas de la Generalitat. La conversación prosigue con un ofrecimiento de Tous para que Mas pueda dar una vuelta en un coche de carreras el 30 de octubre y Gordó parece retomar la conversación anterior y responde: “Hazme media hoja de esto que hablaré con el presidente. Lo preparas en este sobre que me envías”.

Apenas 11 minutos después de acabada esa conversación, Tous recibe otra llamada. Es Oriol Pujol que se interesa por una empresa del sector (Itevelesa) y pregunta a Tous “qué podrían tener como compensación” si renunciaran a tres estaciones. Pujol abunda en preguntas sobre los lotes de ITV y se interesa por varias sociedades. “No nos encabronemos con Itevelesa”, le pide Pujol a Tous, y zanja con contundencia: “Si tú le das el paquete resuelto, este tío te lo comprará y si no haremos que te lo compre”.

Oriol, ¿cómo te ves de fuerzas para poner en la ley omnibus un límite?

Oriol Pujol no ostentaba entonces ni ahora ninguna responsabilidad de gobierno, pese al contenido de la conversación, pero sí que era presidente del grupo parlamentario de CiU. Para Tous no pasa desapercibido ese cargo, y al mediodía del mismo día 26 que habla con Gordó y Pujol le envía un SMS a este reclamándole su intermediación para un cambio legal.

“Oriol, ¿cómo te ves de fuerzas para poner en la ley omnibus un límite de 40% de dominio en el mercado de las ITV?”, dice el mensaje. Oriol Pujol responde a medianoche: “Hombre, complicadillo. Recuerda que no hace falta ley. Con la actual el límite del 50% es un máximo. Se puede hacer menos vía decreto”.

No era la primera vez que Tous y Pujol hablaban de modificar la ley a medida del sector. El informe de la Agencia Tributaria habla abiertamente de la “presunta colaboración” de Pujol para que no se modificara un apartado de la ley omnibus que tramitaba el Gobierno de Mas con el fin de mantener los organismos de control de seguridad industrial y favorecer. Pujol sugiere la intermediación de su abogado, Modest Llopis, y Tous, agradecido, le envía un mensaje el 7 de octubre en el que le dice que han pactado con el letrado que si el tema sale bien, “los tratos son un tercio para cada uno”. Pujol responde horas después de madrugada, rechazando el ofrecimiento. “Yo no tengo que hacer nada, de verdad. Vosotros dos, gracias”:

“Ir tirando de 18 en 18”

La investigación sobre la trama de ITV ha destapado que un cargo de Convergència, Josep Tous, recibió pagos “irregulares” de la Generalitat, según la juez. Tous fue propuesto por Oriol Pujol para hacer de “mediador” en el sector de las ITV, aunque lo que buscaba en realidad era favorecer a los empresarios afines. Tous es el encargado de dar las “instrucciones” al subdirector de Seguridad Industrial, Isidre Masalles, al que considera un hombre “obediente”. Al incorporarse como pacificador, ambos hablan sobre cómo gestionar el contrato. La idea, admite Tous, es “ir tirando de 18 en 18”, es decir, con contratos de importe menor (hasta 18.000 euros) que no precisan de concurso público, sino que se asignan a dedo. Tous le dice que tiene “tres o cuatro empresas” para facturar y que, si hace falta, puede añadir “documentos para hacer bulto” para justificarlo. Masalles menciona un “problema” con uno de los contratos por “análisis de la normativa”: hay que comprobar antes si esa tarea puede hacerse con medios de la Administración. Tous tiene la forma de sortear el problema: “Cambiar el concepto”.

Más información