Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez del ‘caso Gürtel’ investiga el macrofestival Summercase de Madrid

Ruz requiere el expediente al Ayuntamiento de Boadilla, donde se celebró

Festival Summercase 2007, celebrado en Boadilla (Madrid). Ampliar foto
Festival Summercase 2007, celebrado en Boadilla (Madrid).

El juez Pablo Ruz, que instruye la causa central del caso Gürtel, ha empezado a investigar el Summercase, el macrofestival de música indie y electrónica que se celebró en Madrid entre 2006 y 2008 con decenas de miles de asistentes. Ruz ha requerido al Ayuntamiento de Boadilla del Monte, en cuyo término municipal tuvieron lugar los conciertos, toda la documentación relativa a la primera edición del festival. El magistrado del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, el mismo del que era titular Baltasar Garzón, tomó la decisión el 21 de junio tras solicitárselo la Fiscalía Anticorrupción.

El alcalde de Boadilla del Monte —uno de los núcleos de la trama Gürtel— era entonces Arturo González Panero, a quien la red corrupta apodaba El Albondiguilla. Y una de las personas que intervinieron en la organización del festival, actuando formalmente como agente entre la empresa promotora de los conciertos, Sinnamon, y compañías patrocinadoras fue Elena Sánchez, por entonces esposa del exministro de José María Aznar y exdiputado Juan Costa.

Los documentos suscritos entre la productora y la empresa de Sánchez, Free Handicap, revelan que esta recibía hasta el 20% de lo que aportasen los patrocinadores. Solo en una de las ediciones, los documentos indican que ese porcentaje habría alcanzado los 700.000 euros. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que una de las peculiaridades del Summercase era que se celebraba simultáneamente en Madrid y Barcelona —aunque el juez solo se ha interesado por el de Boadilla— y que los anexos firmados por Sánchez y el representante de Sinnamon hacían referencia a que el patrocinio se extendía a todos los conciertos que la productora hiciera ese año en España.

Fuentes jurídicas sostienen, sin embargo, que esa fue la fachada utilizada para cobrar comisiones. Y que en realidad, como declaró un testigo, exfuncionario de Boadilla, ante el anterior juez instructor, Antonio Pedreira, el Summercase cayó en la misma dinámica que los negocios en los que intervino la trama Gürtel. Correos electrónicos aportados a la causa por este testigo indicarían que el festival fue diseñado con anterioridad por la empresa de Sánchez y altos responsables del Ayuntamiento de Boadilla, y luego se buscó una productora para llevarlo a término (Sinnamon), que pagó generosos porcentajes por el patrocinio. Y que, siempre según estas fuentes, la decisión del juez tiene como objetivo averiguar si lo aportado por el testigo se corresponde con la realidad.

El Summercase de 2006, que llevó a Madrid a grupos como Chemical Brothers, Rufus Wainwright, Belle & Sebastian y Primal Scream, levantó polémica en el municipio por el lugar elegido para los conciertos —muy cerca de viviendas— y porque el Ayuntamiento no cobró la correspondiente tasa a los promotores por la cesión del espacio. Al tratarse de 70.000 metros cuadrados, los ingresos que el Consistorio dejó de percibir superaron, según las fuentes consultadas, los 350.000 euros anuales.

Free Handicap, la empresa de Sánchez, también trabajó para el PP. En 2008, como publicó este periódico, se encargó del montaje del congreso nacional del partido celebrado en Valencia, en el que el presidente, Mariano Rajoy, fue ratificado en el cargo. En aquel congreso también tuvo una participación menor Álvaro Pérez, El Bigotes. En 2009, tras el estallido del caso Gürtel y la dimisión de González Panero, el Summercase dejó de celebrarse.