Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
HACIA EL FIN DE ETA

Detenido un etarra en Francia por el asesinato de Inaxio Uria

Ugaitz Errazquin Telleria huyó en marzo de 2009, tras la desarticulación del comando Asti

Interior le relaciona además con la muerte de Isaías Carrasco

La policía detiene también a otro miembro de la banda relacionado con la 'kale borroka'

GRITOS DE "GORA ETA" HASTA EL FINAL.  Los dos presuntos etarras han abandonado la casa en la que fueron detenidos gritando desde los coches policiales "gora ETA" (viva ETA) y "borroka da bide bakarra" (la lucha es el único camino)

El de Inaxio Uria, el 3 de diciembre de 2008, fue uno de los últimos atentados de la banda terrorista ETA; uno de los 12 posteriores a la tregua de 2006 -que la banda rompió en diciembre de ese año con una bomba en el aeropuerto de Barajas que mató a dos inmigrantes ecuatorianos-. Uno de los presuntos responsables del asesinato del empresario guipuzcoano, buscado por este atentado por la Audiencia Nacional, Ugaitz Errazquin Telleria, de 27 años, involucrado en los últimos coletazos asesinos de ETA, ha sido detenido esta mañana en Albi, en el sur de Francia, por la policía francesa, que ha actuado en colaboración con la Guardia Civil. Ha sido arrestado junto a José Javier Oses Carrasco, de 32 años, huido desde 2010 tras ser detenido por actos de kale borroka. En el momento de su detención, los presuntos miembros de ETA portaban dos pistolas.

Las fuerzas y cuerpos de seguridad vinculan a Errazquin también con el asesinato del concejal socialista Isaías Carrasco en marzo de 2008, aunque las requisitorias de la Audiencia Nacional no se refieren expresamente a esta atentado. Errazquin formaba parte del comando Asti, responsable de los asesinatos de Carrasco y Uria, y huyó en 2009 a Francia tras la desarticulación del comando.

Agentes de la policía francesa trasladan a comisaría a uno de los dos presuntos etarras detenidos la pasada madrugada en el centro de Albi. ampliar foto
Agentes de la policía francesa trasladan a comisaría a uno de los dos presuntos etarras detenidos la pasada madrugada en el centro de Albi. EFE

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha señalado hoy que la estructura logística de ETA, de la que formaban parte, continúa activa en la clandestinidad y se dedica a guardar los zulos donde almacenan las armas y a poner en contacto a los militantes en la clandestinidad. "Cuando decimos que ETA se tiene que disolver por las buenas o por las malas hablamos muy en serio", ha asegurado el ministro, que ha dejado claro que las fuerzas de seguridad van a seguir trabajando hasta que la organización deje de existir.

Preguntado por si no resulta una contradicción que se hayan practicado estas dos detenciones mientras se pone en marcha el plan de retirada de escoltas anunciado por el Ministerio del Interior, Fernández Díaz ha dicho que es "compatible", ya que ha quedado acreditado el cese de la violencia de ETA y no se dan las circunstancias para mantener actualmente esos servicios de protección.

Ugaitz Errazkin está procesado por el juzgado central de Instrucción 6 por el asesinato del empresario vasco Ignacio Uria, perpetrado el 3 de diciembre de 2008 en Azpeitia, Guipúzcoa. Fomaba parte del comando Asti de ETA junto a Beinat Aginagalde y Manex Castro, talde de legales que dependía del comando de liberados Ezuste, formado por Iurgi Garitagoitia y Joanes Larretxea. A todos ellos, además del asesinato terrorista, se les imputan los delitos de detención ilegal terrorista (la del propietario del coche con el que realizaron el atentado), el robo de ese vehículo con fines terroristas y pertenencia a organización terrorista. El juez decretó para todos ellos la prisión provisional.

También están implicados en el atentado con explosivo contra el juzgado de Tolosa, el 4 de octubre de 2010, otro atentado con explosivo contra la Universidad de Navarra de 30 de 10 de 2008. Atentado con explosivo contra el repetidor del monte Santa Bárbara de Hernani (con artefactos trampa para atentar contra agentes de la Ertzaintza) y atentado contra la sede del PSE en la localidad de Lazkao.Por el atentado contra el repetidor están procesados por asesinato terrorista en grado de tentativa, pertenencia a organización terrorista, tenencia y fabricación de explosivos.

Se trata de las dos primeras detenciones desde el arresto el pasado 13 de junio en Italia del etarra Lander Fernández Arrinda. Ese mismo día el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, advirtió durante una breve comparecencia ante los medios en el Congreso de los Diputados de que se producirían nuevas detenciones en países europeos. El pasado 27 de mayo fueron detenidos también en Francia Oroitz Gurruchaga Gogorza y Javier Aramburu Sagarminaga. Desde que ETA anunció el pasado 20 de octubre el cese definitivo de la violencia, ya son 13 los arrestados por su supuesta vinculación con la banda.

El 17 de marzo de 2009, el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco dictó una orden de busca y captura contra Errazkin con la acusación de asesinato de Iñaki Uría, el 3 de diciembre de 2008. El juez reclama a Ugaitz Errazkin por los delitos de pertenencia a organización terrorista, detención ilegal, robo de uso de vehículo, dos delitos de daños terroristas y asesinato. En febrero de 2010 ya fue arrestado otro de los miembros del comando al que pertenecía Errazkin. A Beñat Aguinagalde, huido desde marzo de 2009, se le consideró el supuesto asesino de Carrasco y de Uría.

Interior tiene controlados a una veintena de presuntos etarras en distintos países de la Unión Europea. Se encuentran, fundamentalmente, en cinco Estados: Bélgica, Alemania, Irlanda, norte de Italia y Reino Unido. Algunos llevan años allí; otros han llegado en los últimos meses por la presión policial de Francia sobre ellos, porque saben que en el país vecino no están seguros y porque una ETA que no está cometiendo atentados no necesita a todos sus miembros pegados a suelo español. Otros 50 terroristas estarían en suelo francés junto a otro medio centenar que, aunque no formen parte de la banda, están dentro del entorno que los arropa.

Muchos de ellos hacen vida normal. Están integrados en sus países de acogida con documentación falsa y sin llamar la atención; esperando por si, en algún momento, sus servicios pueden ser requeridos. Sobre todo, en este periodo en el que ya no ponen bombas, pueden ayudar a otros miembros de la organización que quieran salir de Francia. La Policía Nacional y la Guardia Civil les siguen la pista con la colaboración de sus colegas de esos países.

Sandra Carrasco: “Que paguen por lo que hicieron”

EL PAÍS, Madrid

"Que paguen ahora por lo que hicieron". Este es el deseo expresado hoy por Sandra Carrasco, hija del concejal socialista Isaías Carrasco asesinado por ETA en 2008, al conocer la detención esta madrugada de dos etarras en Francia, uno de ellos, Ugaitz Errazkin, al que se relaciona con el asesinato de su padre.

Sandra Carrasco ha reconocido en declaraciones a la cadena Ser que desconocía que quedaba alguien por detener en relación con el atentado que acabó con la vida de su padre. "Pensaba que ya estaban todos detenidos", ha asegurado. Por eso la noticia la ha pillado por sorpresa y ha supuesto "un alivio tremendo". "He sentido alegría", ha asegurado y ha añadido que se siente "mejor que ayer".

"El tiempo calma y te vas acostumbrando a vivir con ello, pero sigo teniendo rabia aunque no tanta como la de aquel día", ha añadido. Además se ha mostrado pesimista y ha asegurado no tener mucha "esperanza" porque, "por ejemplo", hay gente que no ha pedido perdón. 

En el acto en memoria de su padre celebrado este año, Sandra ya afirmó que ni ella ni su familia creen en el arrepentimiento de la izquierda abertzale: “Quiere hacernos ver los hechos desde su punto de vista, pero ni mi familia ni yo sentimos que su arrepentimiento sea sincero, espontáneo. No les creímos antes, ni tampoco ahora".

El día después del atentado, Sandra fue quien leyó el comunicado de su familia en la concentración de repulsa que tuvo lugar en Mondragón. Sus palabras fueron contundentes: "A mi padre lo han asesinado por defender la libertad, la democracia y las ideas socialistas. Ha sido un hombre valiente, que ha dado la cara. Y los que lo han matado han sido unos cobardes". Y lo repitió: "Son unos cobardes, no tienen cojones. Pero sobre todo quiero pedir una cosa: Que el asesinato de mi padre no sea manipulado por nadie".

 

 

Más información