Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia delibera si imputa a la infanta Cristina

El juez había rechazado su imputación al entender que no había participado en los delitos

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca ha iniciado ya las deliberaciones sobre el recurso presentado por Manos Limpias para que se cite a la infanta Cristina como imputada en el caso Nóos, en el que está implicado su marido, Iñaki Urdangarin, por los supuestos delitos de malversación, fraude a la Administración, prevaricación y tráfico de influencias. El juez que instruye el caso, José Castro, había rechazado hasta el momento la imputación de la hija del Rey, al entender que no había tenido participación en los hechos delictivos que investiga. Fuentes del Tribunal Superior prevén que la resolución se alcance en los próximos días.

La infanta Cristina formaba parte del comité directivo del Instituto Nóos, el órgano con el que su marido logró casi seis millones de euros en contratos de los Gobiernos de la Comunidad Valenciana y de Balares sin que mediara concurso público. Al menos la mitad de ese dinero público fue a parar a empresas privadas propiedad de Urdangarin y de su socio, Diego Torres.

Una de las empresas privadas que se benefició de esas prácticas fue Aizoon, sociedad cuya propiedad comparten al 50% la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin.

Durante la instrucción del caso, los empleados del Instituto Nóos declararon al juez que la infanta Cristina no desempeñaba ningún papel en la trama, que nunca la vieron por la sede de Nóos ni dio órdenes relacionadas con su puesto como vocal en el comité directivo de la empresa.

Todos los documentos recabados por los investigadores del caso hasta hace apenas un mes alejaban la posibilidad de que la infanta Cristina se viera implicada en el caso, pese a compartir la propiedad de una de las empresas beneficiadas por la trama. Sin embargo, no tuvo firma en ninguna de las cuentas del Instituto Nóos ni se conocen actas del comité directivo donde hubiera tenido participación, ni los empleados habían declarado nada que la implicara en las irregularidades descubiertas.

Cuando Manos Limpias presentó su recurso ante la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca no se conocían algunos correos electrónicos aportados por Diego Torres, exsocio de Urdangarin, que pueden implicar a la infanta Cristina en los hechos. En esos correos, Urdangarin cuenta a Torres que su esposa ha hecho algunas gestiones con empresarios para facilitarles un determinado negocio en la Comunidad Valenciana.