Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia absuelve a 11 islamistas detenidos en Ceuta en 2006

La policía los acusó de planear atentados contra los ferrys que unen la ciudad con la Península

Los magistrados consideran que no hay pruebas de que hubiera decidido pasar a la acción

Entre sus supuestos objetivos estaban el recinto ferial de Ceuta, un polvorín del monte Hacho, e incluso el puerto y los transbordadores que unen la ciudad autónoma con Algeciras y Málaga. Sin embargo, los integrantes de la supuesta célula islamista desarticulada en el barrio del Príncipe de esa ciudad en diciembre de 2006 han sido absueltos por la Audiencia Nacional que no ha encontrado pruebas de que el grupo, de ideología islamista radical, planeara atentados contra objetivos concretos.

La sentencia, hecha pública esta mañana y firmada por las magistradas de la sección cuarta Ángela Murillo, Teresa Palacios y Paloma González (ponente), considera probado que los nueve acusados –entre los que se encuentra dos hermanos de Hamed Abderramán Ahmed, Hamido o el talibán español recluido en Guantánamo- coincidían asiduamente en la mezquita Darkawia de Ceuta y organizaban reuniones en las que se veían vídeos “de cariz radical salafista” que alababan “la yihad, el martirio y la figura de Bin Laden”.

La resolución, sin embargo, no considera acreditado que pretendieran atentar, fueran los responsables de un incendio en el cementerio musulmán ceutí de Sidi Embarek (donde prendieron fuego a un oratorio con imágenes de santos del islam prohibidas por sus interpretaciones más radicales) o trataran de obtener explosivos de un polvorín militar del monte Hacho, como mantuvo la policía.

Esa falta de pruebas se debe, según los magistrados, a cierta falta de diligencia durante la investigación del caso. La acusación se basaba en los testimonios de dos testigos protegidos, pero la sentencia les resta validez. Al primero porque fue prestado ante el instructor por el familiar de uno de los acusados sin que se le advirtiera de que no estaba obligado a declarar contra su pariente. El segundo no compareció en el juicio porque la policía no lo consiguió localizar, pero su declaración ante el juez instructor se celebró sin que asistiera ningún abogado de los supuestos miembros de la célula, lo que la invalida, según la sentencia.

“No basta con demostrar que los acusados piensan de una determinada manera o que contactan o se relacionan con otros de la misma ideología, sino que es necesario acreditar que se ha decidido pasar a la acción y este requisito no parece acreditado”, concluyen los magistrados que absuelven a los enjuiciados de la acusación de integración en organización terrorista que mantenía el fiscal.

Sí condenan a uno de ellos –Mustafá, uno de los hermanos de Hamido- por la tentativa de robo con intimidación de un coche a punta de pistola a tres años y medio de cárcel. A otro lo sentencia a dos años por falsificar carnés de identidad.