ETA acusa al Estado de incumplir pactos que la banda admite que nunca adoptó

La banda acusa al PSOE de haberles hecho una jugada Afirma que el PP no puede moverse por las presiones de su electorado y las víctimas

Una circular enviada por ETA a sus presos acusa al Estado de no haber cumplido compromisos relativos a los reclusos etarras y a la legalización de la izquierda abertzale que habrían sido adoptados por el Gobierno del PSOE. La circular añade que el Estado "no tomó ningún compromiso para con ETA ni para con la izquierda abertzale", pero apostilla que, sin embargo, el Gobierno "ante otros agentes", que no precisa, "tomó compromisos concretos en los ámbitos de los presos políticos vascos y de la legalización de la Izquierda Abertzale".

El documento está fechado el pasado mes de febrero y fue remitido por el "aparato de makos" (cárceles) de la banda a los presos de ETA. En ese texto se recuerda que habían pasado ya tres meses desde que ETA, el 20 de octubre de 2011, anunciara la renuncia a la violencia, pero que el Estado no había cumplido "el compromiso que dice la Conferencia Internacional de Aiete".

"No ha cumplido ninguno de ellos -añade la circular-. Esa jugada no es nueva dentro del gobierno del PSOE, pero que sea la jugada de siempre no quita su gravedad". El documento enviado a los presos señala que "el gobierno del PSOE no ha querido cumplir el compromiso", pero con su actuación ha fortalecido "nuestra posición política". "El ámbito soberanista de izquierdas está cada vez más fuerte. El independentismo está cada vez más fuerte a modo de opción política. Los resultados de las dos últimas elecciones son muy significativos", afirma.

La circular del "aparato de makos" de ETA analiza también lo que cree que va a hacer el actual Gobierno del Partido Popular asegurando que "jugará a alargar la situación de bloqueo en todos los sentidos". "De momento no quiere tomar riesgos, porque tiene grandes presiones encima -añade-. La decisión tomada sobre el grupo Amaiur en el Congreso es significativa: siguen prisioneros de sus palabras y principios".

El texto etarra advierte que el PP "ha salido muy fortalecido" de las elecciones gracias al declive del PSOE y que, pese a la fortaleza de la izquierda abertzale, "no le ha obligado a dar pasos en el proceso de solución". "Seguramente en los próximos meses veremos algún movimiento hacia atrás junto con un gesto positivo", vaticinan: "El PP quiere dejarlo en una situación de ni para delante, ni para detrás. Alargándolo todo lo posible, con la intención de desfigurar el proceso lo máximo posible y de concebir una solución técnica vacía".

Más adelante el documento señala que el Gobierno va a utilizar a las víctimas y la exigencia del desarme y la disolución de la banda "para no dar pasos". ETA subraya que la izquierda abertzale está impulsando la cuestión de los presos y recuerda la manifestación celebrada en Bilbao el 7 de enero pasado. Añade que la situación de los presos "está escrita en la agenda política de todos los agentes como grave", pero considera que el Estado "no se va a mover ni un milímetro".

Alude a declaraciones efectuadas por los ministros de Interior y Justicia, Jorge Fernández Díaz y Alberto Ruiz Gallardón, respectivamente, señalando que "como el Estado tenía la necesidad de fijar su posición, no han querido mostrar debilidad. Todavía han querido mostrar su fuerza y fortaleza del pasado". La banda considera, sin embargo, que el Gobierno perdió su legitimidad en el País Vasco después de que la Comisión Internacional de Verificación -no reconocida por el ejecutivo- emitiera un informe el pasado 26 de enero señalando que ETA no tenía intención "de cometer u organizar actos de terrorismo o violencia en el futuro". ETA considera que, después del pronunciamiento de la comisión de verificación "nadie creía" al Gobierno.

Además, asegura que desde la celebración de la Conferencia de Aiete, el 17 de octubre de 2011. "la credibilidad de ETA y de la Izquierda Abertzale ha aumentado asombrosamente tanto a nivel internacional o como en Euskal Herria" mientras que la del Estado español "ha disminuido". El documento contiene también críticas contra el PNV del que dice que no tiene "ninguna oferta estratégica para la sociedad vasca" y que "sigue jugando a corto" para no perder la hegemonía. "El PNV se ha ofrecido como intermediario del gobierno en Madrid -añade ETA-. La actitud del PP para con el PNV por lo menos ha sido acogedora". Además, la circular asegura que "el declive" del PSOE multiplica "la soledad del gobierno de Vitoria". añadiendo que "nadie da un céntimo" por el ejecutivo que encabeza Patxi López.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción