Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP y la asociación de Manjón escenifican la paz

Representantes de la Asociación 11-M Afectados por el terrorismo se reúnen con Iñaki Oyarzábal

La presidenta de la organización no asiste por los insultos que le dirigió un secretario de NN GG

El secretario de Justicia del PP, Iñaki Oyarzábal, a la derecha, charla con representantes de la asociación de víctimas del terrorismo de Pilar Manjón.
El secretario de Justicia del PP, Iñaki Oyarzábal, a la derecha, charla con representantes de la asociación de víctimas del terrorismo de Pilar Manjón.

Acercarse, reducir diferencias, tratar de instaurar una relación fluida. En definitiva, ser más amigos. Este es el objetivo de la reunión que han mantenido el lunes por la mañana representantes de la asociación 11-M Afectados por el terrorismo, la organización mayoritaria y presidida por Pilar Manjón, e Iñaki Oyarzábal, secretario de Justicia, Justicia y Libertades del Partido Popular. Solo es un primer paso, una toma de contacto, aunque según fuentes del encuentro la intención de todos es iniciar una etapa encaminada hacia un mayor entendimiento.

Manjón, que había confirmado la asistencia a la que hubiera sido su primera visita a la sede nacional del PP, se ha excusado en el último momento porque, según sus colaboradores, se encuentra indispuesta, por lo que finalmente han acudido el vicepresidente de la organización, Jesús Abril, la vocal Isabel Casanova y el abogado Antonio Segura. [Manjón aclaró posteriormente que no participó en la reunión por los graves insultos que le dirigió el secretario de Nuevas Generaciones de Majadahonda, Luis Gutiérrez, a través de su cuenta de Twitter. "Dudo de que el hijo de esta tipeja haya muerto en los atentados", escribió para después borrar el mensaje y pedir disculpas públicamente, informa Jerónimo Andreu]

“Esta es la primera vez que un partido nos lleva a su casa”, ha asegurado Abril, recordando que hasta ahora solo habían mantenido encuentros individuales y nunca institucionales. “He salido contento, porque hemos dado un paso más con vistas a la normalización de las relaciones”.

Esta es la primera vez que un partido nos lleva a su casa"

Jesús Abril, vicepresidente

La reunión es parte de una ronda de contactos con las principales asociaciones de víctimas del terrorismo iniciada por Oyarzábal a finales de febrero con Ángeles Pedraza, presidenta de la AVT. En las antípodas de esa asociación se encuentran las víctimas que representa Pilar Manjón, que forman el colectivo mayoritario de afectados por los atentados 11-M y el único que ha podido demostrar sus asociados, porque tuvo que auditar su libro de socios para poder personarse como acusación particular en el juicio del 11-M en la Audiencia Nacional.

La relación de esta asociación con el PP, y en especial modo Esperanza Aguirre, siempre ha sido tirante e incluso de abierto enfrentamiento. La Comunidad de Madrid ha adjudicado a dedo durante años fondos a la asociación minoritaria de víctimas, mientras rehusaba abrir un concurso público del que pudiera beneficiarse también la organización de Manjón. Salvo el año pasado, cuando le concedió 3.000 euros. Hace dos semanas, en los actos de conmemoración, Aguirre lanzó otro dardo, recriminándoles públicamente querer dar más importancia a los que investigan los atentados que a los terroristas.

En este contexto, la reunión de hoy constituye una escenificación de la paz con el partido que está en el Gobierno y que la asociación va a necesitar de alguna forma para garantizar su supervivencia. “Les hemos recordado que somos la mayoría”, ha dicho Abril. Y a partir de esta premisa, todos aseguran que estarán encantados de dialogar.