Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacienda ve nuevas irregularidades en facturas de Nóos en Valencia

Urdangarin no declaró el cobro de 382.000 euros por los Juegos Europeos

El duque de Palma percibió de Abertis 2.362 euros por cada folio de un informe

Robert Cockx dice que 'prestó' una cuenta al duque.  El belga Robert Cockx ha declarado que prestó su cuenta en Suiza para que se abonasen ahí varias cantidades de dinero a Iñaki Urdangarin. Una de ellas, acreditada en el sumario fue de 375.000 euros. Cockx dice que cobró por ello 18.000 euros.

El Instituto Nóos, entidad sin ánimo de lucro presidida hasta el verano de 2006 por Iñaki Urdangarin, yerno del Rey, recaudó 10,5 millones de euros entre 2004 y 2007 —la inmensa mayoría como consecuencia de las gestiones del duque de Palma con gobernantes del PP— pero se olvidó de declarar ante Hacienda al menos un ingreso de 382.203 euros obtenido de la Comunidad Valenciana para preparar unos supuestos Juegos Europeos. “Este importe fue declarado a la Agencia Tributaria como un pago al Instituto Nóos por parte de la Generalitat (valenciana) y sin embargo no figura en el libro de registros de facturas emitidas por el Instituto Nóos, ni fue declarado como venta a la Agencia Tributaria por el instituto”, reseñan los interventores del Estado, dependientes del Ministerio de Hacienda, en un informe incorporado al sumario del caso.

La Unidad de Policía de Delincuencia Económica ha elaborado otro informe con todos los ingresos de Nóos, incluyendo los más de cinco millones de euros que distintas empresas privadas aportaron a cambio de distintos informes escritos.

En uno de los análisis policiales aportados al juzgado, se subraya que por cada página escrita por el instituto de Urdangarin y su socio, Diego Torres, para la fundación de la multinacional española Abertis esta pagó 2.362 euros. La policía añade que el tipo de letra utilizado para esos informes era muy grande.

Abertis entregó 116.000 euros a Nóos entre noviembre de 2004 y febrero de 2006. Urdangarin firmó un convenio con el máximo ejecutivo de Abertis y exdirectivo del Barça Salvador Alemany. El concepto de la colaboración fue: “Realizar investigaciones para la Fundación Abertis sobre estrategias de patrocinio, mecenazgo y responsabilidad social”.

La Intervención General de la Administración del Estado, la Policía y la Agencia Tributaria, en colaboración con la Fiscalía Anticorrupción, han destapado numerosas irregularidades, contradicciones y vacíos contables en la facturación de Nóos.

El instituto de Urdangarin reseñó haber pagado a Meliá Hotels 184.859 euros pese a que esta empresa “no declara haber vendido nada”. Meliá fue uno de los patrocinadores de los eventos IB Forum de Palma.

Nóos buscó cooperación de Air Europa, que le entregó, según contrato firmado por Urdangarin con la copropietaria María José Hidalgo, 50.000 euros en billetes, “de forma desinteresada y por mera liberalidad” para ser destinados a proyectos y fines “encuadrados en el Instituto Nóos” para el Illes Balears Forum de 2006. La policía destaca que “eran una donación de Air Europa”; los billetes “no fueron abonados realmente por el instituto Nóos como en principio se pretendió hacer creer”.

Por sus relaciones personales con el Gobierno de Baleares, Urdangarin logró que Nóos ingresara 2,3 millones. Desde la Generalitat valenciana y el Ayuntamiento de Valencia, el yerno del Rey y su malla de empresas lograron 3,5 millones. La Agencia Tributaria ha emitido su informe número cuatro sobre el asunto y el grupo de Delincuencia Económica de la Policía Judicial ha presentado el enésimo trabajo de disección de movimientos de fondos.

En dos años de máxima actividad del Instituto Nóos, Urdangarin y su socio ingresaron 10 millones de euros de los que derivaron siete millones a sus empresas privadas, entre ellas Aizoon, la sociedad que compartía el duque de Palma con su esposa, la infanta Cristina, que recibió más de 700.000 euros de Nóos, según la investigación.