Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Correa podrá salir de la cárcel con una fianza de un millón de euros

El tribunal estima parcialmente el recurso de apelación del cabecilla del 'caso Gürtel'

Francisco Correa, durante el juicio a Francisco Camps y Ricardo Costa.
Francisco Correa, durante el juicio a Francisco Camps y Ricardo Costa. REUTERS

La Audiencia Nacional estimó este viernes parcialmente el recurso de apelación del presunto cabecilla del caso Gürtel, Francisco Correa, que se encuentra en la cárcel desde hace casi tres años, y le permitirá salir si abona una fianza de un millón de euros. Los jueces asumen el “dilatado espacio” de tiempo que Correa lleva en prisión, que en la causa ya se han realizado diligencias “de toda índole” y el arraigo personal del presunto cabecilla de la trama.

Correa se encuentra en la cárcel de Soto del Real (Madrid) desde febrero de 2009 junto con su número dos, Pablo Crespo, por los delitos de cohecho, tráfico de influencias, fraude fiscal, asociación ilícita, blanqueo de capitales y falsedad documental. Si sale de prisión, debería comparecer diariamente en comisaría, y no podría abandonar España, por lo que se le retiraría el pasaporte, según Efe.

La sección cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia argumenta que el posible juicio se celebraría pasados cuatro años desde su ingreso en prisión, por lo que no ve necesario agotar ese plazo para evitar el riesgo de fuga. “Debemos precisar que dicho riesgo se tendría que asumir, guste o disguste, en fecha 15 de febrero de 2013, día en que el inculpado obtendría su libertad provisional por imperio de la ley y sin fianza pecuniaria de tipo alguno”, recalca.

Reproche al TSJM

Los magistrados recuerdan que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) anuló en septiembre de 2011 la fianza de 15 millones que el instructor del caso, Antonio Pedreira, le había fijado a Correa para poder ser excarcelado, y le sugirió que le impusiera medidas telemáticas. Pedreira confirmó la prisión y descartó el control telemático al considerar que no ofrecía garantías plenas para evitar la fuga.

La Audiencia Nacional critica que el TSJM pretendiera que la policía asumiera “el más mínimo riesgo de fuga, por ínfimo que resultase”. Argumenta que para conjurar al cien por cien ese riesgo se precisaría no solo el empleo de medios electrónicos de localización sino encomendar a un “elevado número de funcionarios la única y exclusiva función de vigilar todos los movimientos de Francisco Correa, minuto a minuto, mañanas, tardes y noches de todos los días”. Y añade que, en todo caso, quien tiene que asumir el riesgo de fuga de cualquier individuo privado de libertad es el Poder Judicial”.