Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un veredicto absolutorio con elementos chocantes

La testigo en que se apoyó el jurado, imputada en la financiación ilegal

Un veredicto absolutorio con elementos chocantes

El veredicto absolutorio para Francisco Camps y Ricardo Costa por aceptar regalos de la trama Gürtel contiene conclusiones llamativas en puntos que eran claves para el caso. Estas son las más destacadas:

» “Consideramos que la relación de Álvaro Pérez con los acusados era meramente comercial”. La afirmación parece chocar, entre otras pruebas, con las conversaciones intervenidas que se reprodujeron en la sala.

En una, Costa le pide a Pérez, conocido como El Bigotes, que medie ante Camps para que lo nombre consejero: “Como secretario general le puedo ser más útil si me pusiera en el Gobierno”. “Vale”, responde Pérez. “Tú déjaselo caer y que lo vaya teniendo en la cabeza”, insiste Costa.

En otra conversación, Camps le dice a El Bigotes: “Te quiero un huevo”; “amiguito del alma”, “tenemos que quedar para hablar de lo nuestro, que es muy bonito”. Y la esposa del expresidente, Isabel Bas, le agradece cariñosamente a Pérez los regalos que Pérez ha enviado a su casa:

—La caja tiene una pinta...

—Ya me conoces.

—Me vas a tumbar los Reyes.

El jurado se basó para ello en que la testigo Isabel Jordán señaló “que la relación era meramente comercial”. Jordán es una exempleada de la trama que fue grabada: “He pagado 30.000 euros de trajes para Camps”, dijo hace tres años. Sin embargo, el jurado tuvo en cuenta solo las matizaciones que hizo en el juicio en el que, como imputada en la causa general de Gürtel, podía mentir. Pero es que, además, Jordán ha sido recientemente imputada en la causa de financiación ilegal del PP valenciano —la misma causa por la que aún ha de responder uno de los acusados, Costa— y cualquier palabra de admisión de los hechos podría haberle perjudicado.

» “El señor Camps no tenía influencia alguna en materias de contratación como presidente de la Generalitat”. La conclusión del jurado se aleja de lo que quedó acreditado en el juicio: que Camps no disponía de capacidad directa de contratación. Carecer de “influencia alguna” parece más propio de un bedel que del jefe de un Gobierno. El jurado lo justificó en las declaraciones de los cargos y funcionarios de la Generalitat. La acusación advirtió de que, de haber reconocido que recibían instrucciones para contratar con la trama, hubiesen sido a su vez imputados. Algunos de ellos ya lo están.

» “Los peritos no pueden relacionar al 100% la documentación que acredita los pagos de las prendas”. Los peritos examinaron decenas de documentos que acreditan el encargo y confección de prendas a nombre de Camps y Costa y el pago por la trama. El itinerario de cada una de ellas no podía reconstruirse absolutamente, porque la fábrica usaba códigos propios, distintos de los de las tiendas.

Más información