Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ligera ventaja de Rubalcaba sobre Chacón tras los ‘congresillos’ del PSOE

Los dos candidatos apuntan en su cuenta a los delegados indefinidos

El 15% de los elegidos no ha revelado a quién votará en Sevilla

Las complicaciones locales en Andalucía impiden un ganador por amplio margen

En Castilla y León arrasa el candidato, en La Mancha su victoria es ajustada

En Extremadura los delegados están en la órbita del exvicepresidente

Chacón y Rubalcaba, en un mitín en Barcelona.
Chacón y Rubalcaba, en un mitín en Barcelona.

La predicción de ventaja con la que partía el candidato a la secretaría general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, respecto a su adversaria, Carme Chacón, se mantiene, aunque ha habido sorpresas como las de la Comunidad Valenciana, que se ha decantado por la exministra, y Galicia, donde la victoria de Rubalcaba es menor de la esperada. También las ha habido desde el lado de Chacón, que preveía obtener una victoria clara en Madrid. Andalucía ha sido el marco de una enorme batalla en la que las versiones difieren totalmente, aunque fuentes de los aparatos provinciales concluyen que Rubalcaba está por delante, a pesar de que hay un número importante de delegados que no revelan su preferencia.

Este inconveniente para acercarse a la realidad se repite en muchas federaciones. Decenas de delegados, por razones de política local, provincial y regional han competido en listas cuyo objetivo inmediato no era decantarse por el líder del PSOE que tendrá que elegirse en el congreso de Sevilla de los días 3, 4 y 5 de febrero. Alrededor de un 15% de los delegados estarían encuadrados en la casilla de “indefinidos”, lo que no quiere decir que no sepan a quien van a votar, sino que se niegan a revelarlo. Pero los equipos de Rubalcaba y Chacón se esforzaron por atribuírselos.

Esa indefinición, de un 15%, según el cálculo de distintas federaciones, influyó para que Chacón y Rubalcaba proclamaran su victoria en delegados por algo más de cien votos, que responden a quienes no han querido pronunciarse. Eso ocurrió de forma palmaria en Extremadura, aunque el equipo de Rubalcaba aseguró que tenía la mayoría de Badajoz, en la que solo hubo una lista, encabezada por el secretario general, Guillermo Fernández Vara, y a pesar de que en Cáceres hubo división entre dos candidaturas, también el equipo del candidato se adjudicó un mayor porcentaje: 14 delegados frente a 6 que apoyarían a Chacón.

“En absoluto eso es así”, dijeron a este periódico interlocutores del PSOE de Extremadura al asegurar que sus dos congresos no se han celebrado en esos términos. Será ahora, una vez elegidos los delegados, cuando Fernández Vara se reúna con los electos y hablen del congreso de Sevilla. “Y ya se verá si los delegados finalmente no van con mandato abierto”, aseguraron esas fuentes.

Una situación similar se ha producido en Toledo, donde los 16 delegados, encabezados por el secretario general, Emiliano García-Page, guardan silencio sobre a quien votarán en el congreso federal. “Si finalmente García-Page no hace un pronunciamiento, la mayoría de los delegados de Toledo votarán a favor de Rubalcaba de manera natural, pero eso no se ha dicho en este congreso”, señalaron asistentes del cónclave de Toledo. Castilla-La Mancha es una de las federaciones en las que se atribuyen la victoria Chacón y Rubalcaba; pero también parece, según distintas fuentes provinciales, que el candidato va ligeramente por delante. El exvicepresidente tiene una ventaja holgada en Albacete y empata en Guadalajara, pero Chacón gana en Cuenca y Ciudad Real. En esta última provincia, el equipo de Chacón asegura que los 18 delegados, encabezados por el secretario regional, José María Barreda, son para ella. Se verá, dicen escépticos los de Rubalcaba.

No hay duda de que Rubalcaba ha arrasado en Castilla y León, ya que los resultados han sido mejores que los previstos por su propio equipo, a pesar de que el secretario regional, Óscar López, siempre apostó por una mayoría casi total. Rubalcaba se hace con todos los delegados de Ávila, Segovia, Salamanca, Burgos y siete de los ocho de Valladolid. En Palencia, el exvicepresidente tiene tres (uno para la exministra); uno de los dos de Zamora (el otro es para Chacón). El único delegado de Soria es para la exministra. Y en León hay una sola lista de consenso y muchas cábalas sobre cuantos de sus 13 integrantes irán a cada uno.

Los datos que apuntan a la victoria de Rubalcaba se obtienen también de Asturias, donde este se alza con 36 de los 42 delegados, aunque podría tener alguna merma, de nuevo, por la indefinición. En ese bloque están Vicente Álvarez Areces, expresidente de la comunidad, y cuatro de sus personas más próximas, que han declinado decir a quién votarán. No hay dudas de que el secretario general de la federación asturiana, Javier Fernández, lideró sin tapujos el voto a Rubalcaba.

Lo mismo ha hecho Patxi López, secretario general de los socialistas vascos, que encabeza una federación en la que seguramente 19 o 20 de los 22 delegados estarán con el exministro.

En Aragón el equipo de Chacón canta victoria al ganar en Huesca y Teruel y considerar que tiene mayoría entre los 32 delegados de Zaragoza. Pero parece que Rubalcaba tiene razón al estimar que gana en la federación, porque de los 20 delegados que no se han pronunciado —de nuevo otro bloque de indefinidos— es probable que 11 estén con él, según fuentes regionales sin intereses en la disputa.

En este reparto se afianza Rubalcaba con el favor del noroeste y la cornisa cantábrica, en tanto que Carme Chacón está situada en el Mediterráneo y en el centro, aunque en ambas situaciones habría que hacer matizaciones. Chacón gana abrumadoramente en el PSC, su partido de origen, en Navarra y en Valencia, que ha sido la sorpresa de los congresillos. Se produce un empate en La Rioja y en Madrid se declara ganadora sin mucha discusión del grupo de Rubalcaba, aunque este habla de igualdad. De empate hablan también los partidarios de la exministra respecto a los 20 delegados de las Juventudes Socialistas de España (JSE). Fuentes independientes, no obstante, sitúan a 12 con Rubalcaba.

La máxima complicación se da en Andalucía. Las cuentas de dirigentes provinciales apuntan a una ligera ventaja de Rubalcaba, con la incógnita de casi una veintena de indefinidos.

Más información