Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La red de Urdangarin llegó a captar más del 90% de los pagos de Nóos

Hacienda conocía desde 2004 ese flujo y las operaciones opacas del duque

El fiscal sostiene que Nóos recibió 5,8 millones y pagó otros 5,8 a la red

Iñaki Urdangarin, en un acto de Valencia Summit en 2005. Ampliar foto
Iñaki Urdangarin, en un acto de Valencia Summit en 2005.

Está por probarse judicialmente si las empresas de Iñaki Urdangarín y su socio Diego Torres inflaron o falsearon facturas o cometieron tráfico de influencias. Pero el Ministerio de Hacienda tiene acreditado desde hace años, ya que constaba en su base documental, que el Instituto Nóos, bajo el ribete de “sin ánimo de lucro”, volcó más del 90% de sus pagos en las sociedades que controlaba la trama del yerno del Rey. No es que traspasara o subcontratara alguna actividad. No. Igual que entraba el dinero, salía hacia la media docena de empresas de la red.

El porcentaje facturado por el Instituto Nóos a la trama fue del 92,5% en 2004; del 77,9% en 2005; del 42,1% en 2006 —año en que Urdangarin deja la presidencia del Instituto Nóos—; del 73,3% en 2007 y del 51,77% en 2008. El fiscal, sin sumar otras vías de ingresos de dicho tándem, sostiene que el Instituto Nóos entre 2004 y 2007 percibió 5,8 millones de organismos públicos, y abonó a las firmas de Urdangarin y Torres 5,8 millones.

En 2004, el Instituto Nóos, con Urdangarin como presidente, ingresa 1,3 millones, que en más de un 80% proceden del Gobierno valenciano. El desglose de sus pagos, 1,2 millones, muestra que el 65% va a Nóos Consultoría, firma de Urdangarin y Torres; otro 15,10% a Aizoon, firma de Urdangarin y la infanta Cristina; otro 11% a Virtual Strategies, sociedad de Torres; y un 1,50% a Shiriaimasu, sociedad de Torres... Visto al revés, es aún más evidente: el 49% de todo lo ingresado por la consultora privada Nóos de Urdangarin procedía del instituto sin ánimo de lucro que presidía. Virtual Strategies recibió el 48% de sus ingresos del instituto, y Aizoon el 50%.

El año 2005 repitió, pero triplicado, tal modelo de enriquecimiento. El Instituto Nóos consiguió 3,4 millones de euros de fondos procedentes de los Gobiernos balear y valenciano y entidades privadas como Repsol, BBVA o SGAE. El volcado se operó de la siguiente manera: el 42% de los pagos fue a Nóos Consultoría; el 19,20% a Aizoon; el 13,30% a Intuit Strategy (firma de Torres y esposa); el 2,20% a Virtual Srategies (Torres y esposa); Shiriaimasu, 1,20% (Torres y esposa).

La mayor parte de los fondos de cada firma provenía del instituto

En los contados casos en los que el Instituto Nóos abonaba a sociedades en la que no estaba oficialmente Urdangarin el dinero también acababa en sus firmas. Por ejemplo, el 3,7% de los ingresos de Nóos Consultoría procedía de Virtual Strategies. Y Aizoon, la inmobiliaria-consultora del duque de Palma, muestra tal doble vía: si el 50% de sus ingresos en 2004 viene de tal fundación, otro 46% procede de Nóos Consultoría, que, a su vez, obtuvo un 49,6% de su facturación con cargo a la fundación.

Pero en 2005 la dependencia se hizo más ostensible. El 86,8% del total de los ingresos de Aizoon (640.000 euros) procedió del Instituto Nóos, y el 10,6% de Nóos Consultoría, que, a su vez, obtuvo el 63,7% de sus ingresos (dos millones) de la fundación que presidía el duque. En 2005, el 92,30% de los ingresos (418.000 euros) de Intuit, sociedad de Torres, proceden del Instituto Nóos. Las demás sociedades de Torres presentan en 2005 bocados que oscilan entre el 33,80% y el 46,80% del total de sus ingresos con igual origen.

Urdangarin también cobraba indirectamente vía firmas de su socio

En 2006, Urdangarin deja de estar en la presidencia del Instituto Nóos. Ese año, los tres millones de euros de ingresos de la fundación van a sociedades donde no está Urdangarin pero sí su socio, que aumentan significativamente su presencia. Salvo un caso: un 3,8% de los pagos del instituto (suman 2,4 millones) va a Nóos Consultoría, de la que sigue siendo socio Urdangarín. Pero no es el único dinero procedente del instituto que acaba en sus manos. Intuit Strategy, de Torres, que percibe el 15,10% de los gastos del instituto, léase 347.000 euros, abona 66.185 euros a Nóos Consultoría, la consultora que comparte con el duque; hace lo mismo con su firma Virtual Strategy, que cobra 188.364 euros del instituto y abona 140.600 euros a Nóos Consutoría (96% de sus pagos). Y otro tanto ocurre con otra de sus firmas, Shiriamaisu, que carga 170.000 euros al Instituto Nóos y luego inyecta 73.000 euros en Nóos Consultoría.

La consultora Nóos del duque siguió recibiendo dinero hasta 2009

En 2007, segundo año en el que Urdangarin ya no es presidente, el Instituto Nóos obtiene unos ingresos de 2,5 millones procedentes, entre otros, de convenios con el Gobierno balear, la SGAE, el Villarreal, Ros Casares y otros. Y destina el 35,33% de sus pagos a Nóos Consultoría, que sigue en manos de Urdangarin hasta el mes de octubre, aunque controla sus cuentas hasta 2009. Nada menos que 600.000 euros van directamente a la consultora del duque. Supone el 89,09% de sus ingresos anuales. No hay transferencias sustanciales, oficialmente, de las empresas del entramado que copan ese año la facturación del Instituto Nóos (Virtual Strategies, Intuit Strategy, Shiriamaisu o de De Georges Center) a sociedades del duque.

En 2008, solo el 4,6% de los abonos del Instituto Nóos van a la exconsultora del duque. El grueso va al entramado de Torres, como Intuit Strategy (34,90%), Virtual Strategies (6,98%), Shiriamaisu (5.24%). Intuit luego inyecta 46.000 euros en la exconsultora del duque; y Virtual le aporta otros 23.000 euros. En 2009, Nóos Consultoría, la sociedad de la que supuestamente se apartó el duque en octubre de 2007 según Hacienda, percibe medio millón de euros de convenios con Volkswagen, las firmas de Torres y 20.000 euros del Instituto Nóos.