Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un alcalde y senador del PP pagó como rústico suelo que acababa de recalificar

Jiménez Morán ha sido denunciado por un supuesto fraude tributario

Ampliar foto
Jiménez Morán, ayer, en el Parlamento, antes de ser designado senador por la comunidad autónoma.

El senador designado ayer a propuesta del PP Juan Manuel Jiménez Morán, alcalde de Verín, certificó haber pagado este verano a precio de suelo rústico una parcela anexa a su chalé, en el centro de la villa, que en el nuevo planeamiento urbanístico que aún no ha entrado en vigor, figura como urbanizable. Vecinos de su municipio lo han denunciado ante la Inspección Tributaria por un supuesto fraude en el pago del impuesto de transmisiones. Sostienen que el precio (42.000 euros por una finca de más de 6.000 metros cuadrados en el centro de la villa) que Jiménez acreditó en Hacienda “es irreal en el mercado inmobiliario de Verín” y advierten de que el vendedor pedía “tres veces más” a otros posibles compradores. El denunciante quiere que Hacienda investigue si el alcalde y senador certificó un precio más bajo para eludir el impuesto correspondiente. Jiménez pagó 6.440 euros de tasa de transmisiones patrimoniales por la adquisición de la finca.

El regidor —brazo derecho de Feijóo en la provincia de Ourense— sostiene que si pagó poco por la finca fue porque el vendedor es “muy amigo” suyo. Asegura que, de hecho, no pensaba comprar ese terreno anexo a su vivienda, a un paso del ayuntamiento, pero que fue el propio vendedor quien le animó. “Me dijo: prefiero que te quedes tú con ella”, sostiene que le instó el dueño de la finca. El terreno figura como suelo rústico en las normas subsidiarias de Verín aunque fue calificado como urbano consolidado en el plan de urbanismo aprobado inicialmente el año pasado y que ahora está pendiente del visto bueno de la Xunta.

El alcalde de Verín y desde ayer senador por designación autonómica, Juan Manuel Jiménez Morán, compró este verano una finca anexa a su chalé integrada por dos parcelas que suman más de 6.000 metros cuadrados en la zona más céntrica del municipio. En escritura ante notario, Jiménez certificó haber pagado 46.000 euros por el terreno “de suelo rústico” y haber liquidado 6.440 euros por el impuesto de transmisión patrimonial. Ambas parcelas figuran como suelo urbano consolidado en el plan general de ordenación municipal aprobado inicialmente el año pasado y de momento en trámite, pendiente del visto bueno de la Xunta para su entrada en vigor. Aunque en este momento constan como rústicas, su precio real "triplica el que Jiménez acredita que pagó”, aseguran en una denuncia contra el alcalde registrada ante el Servicio de Inspección Tributaria de la Consellería de Facenda, vecinos que intentaron adquirirlas y a quienes el vendedor pidió “tres veces el precio” que Jiménez certificó haber pagado. El denunciante pide que se investigue un supuesto fraude tributario en la autoliquidación del impuesto de transmisiones. “El precio declarado por las partes es irreal en el mercado inmobiliario de Verín”, consta en la denuncia.

Jiménez Morán compró hace unos meses las parcelas situadas “en una de las zonas más caras” de la villa, en un momento de ausencia de planeamiento urbanístico. El documento fue aprobado inicialmente el año pasado, pero al no entrar en vigor, la calificación de las fincas se remonta a las normas subsidiarias anteriores en donde figuraban como suelo rústico.

El regidor dice que el vendedor es "muy amigo suyo"

El denunciante pide a la Hacienda pública que investigue si Jiménez compró “por el precio real” —“tres veces el que declaró”— y si, en consecuencia, “eludió” pagar los impuestos correspondientes. El regidor y senador (brazo derecho de Feijóo en la provincia de Ourense, quien lo apoyó para evitar que la presidencia del PP recayera en el hijo del barón provincial, José Luis Baltar) sostiene que pagó los 46.000 euros que constan en la escritura. Reconoce lo bajo del precio, pero advierte de que “jamás” había pensado comprar nada. “El dueño de las parcelas es muy amigo mío y me dijo: prefiero que te quedes tú con ellas”, justifica. Asegura que decidió comprarlas porque “están pegadas a mi casa”. En su opinión, si el precio que pagó fuese excesivamente bajo, Hacienda le habría “clavado una complementaria”. “Tengo mucha amistad con el dueño de las parcelas y pagué lo que me dijo, no me pidió más”, insiste.

Cuando hace cuatro años Juan Manuel Jiménez llegó a la alcaldía de Verín (municipio de 15.000 habitantes), ordenó un planeamiento para 100.000 habitantes. Fue aprobado inicialmente en abril del año pasado pero la Xunta lo rechazó en varias ocasiones y ahora la Confederación Hidrográfica vuelve a ponerle trabas. El organismo de cuenca alerta de que determinadas fincas del casco urbano están en “zona inundable”. El alcalde anunció el mes pasado a los vecinos que los técnicos municipales estudian la solución “para evitar que el planeamiento siga paralizado”. En cuanto se apruebe, su nueva finca ya valdrá oficialmente tres veces más de lo que él justifica haber pagado.