La CEOE defiende los recortes de Mas por “sentido común”

Juan Rosell cree que la situación española exige medidas, aunque sean "dolorosas"

El presidente de la CEOE, Juan Rosell.
El presidente de la CEOE, Juan Rosell.JUANJO GUILLEN (EFE)

El presidente electo Mariano Rajoy ya ha recibido el aval de CEOE para los recortes y ajustes fiscales que ha anunciado. La CEOE es partidaria de la austeridad y los recortes. Su presidente, Juan Rosell, expone este mensaje allá donde va. Y ahora que empiezan a aplicarse los aplaude. “Es de sentido común”, ha dicho ayer para defender la bajada de sueldos a los funcionarios en Cataluña que ayer anunció la Generalitat. “No lo está haciendo Mas, también lo hacen Cospedal, Nuñez Feijoo”, abunda, “hay que hacer lo que hay que hacer”.

“España está en situación de peligro”, para Rosell. Y eso exige medidas, entre las que defiende con más ardor el líder empresarial está el recorte. Para él, “es matemática pura” y hay que aplicarlas aunque sean “dolorosas”. Su análisis dice que España no tiene un problema con el gasto público que no ha caído en la misma proporción que lo han hecho los ingresos. Por tanto, su solución tiene que venir por la vía del recorte del gasto, no por el aumento de impuestos.

Rosell también ha aprovechado su conferencia en el Forum Nueva Economía para defender el diálogo social. El presidente de CEOE, Juan Rosell, ha defendido el diálogo social. No lo ha hecho directamente, pero ante las voces crecientes que reclaman reformas rápidas con o sin acuerdo Rosell ha abogado por la negociación. “Las cosas en las que ya estamos de acuerdo [sindicatos y empresarios] hay que empezar a hacerlas públicas”

Su análisis dice que España no tiene un problema con el gasto público que no ha caído en la misma proporción que lo han hecho los ingresos

Entre esas cosas, Rosell ha dicho que los sindicatos aceptan su propuesta de llevar los puentes a lunes o viernes como forma de aumentar la competitividad. “Es pequeño”, ha admitido. Luego no ha querido –o no ha podido- concretar más en las preguntas posteriores a su intervención.

Esa defensa del diálogo social llega dos días después de la contundente victoria electoral del Partido Popular y su anuncio, uno de los pocos claros y concretos, de que reformará la negociación colectiva para prevalezcan los convenios empresariales frente a los territoriales o los sectoriales. Algo que provoca discrepancias en el seno de la organización patronal, cuyas estructuras organizativas (como las sindicales) se asientan en buena medida sobre la propia estructura de la negociación colectiva.

Sobre el silencio del presidente electo, el máximo dirigente de CEOE ha dicho que Mariano Rajoy tiene derecho a marcar sus tiempos, “su timing”. No obstante, ante la “situación de peligro”, ha reclamado medidas. Como en el caso de los acuerdos con los sindicatos, no ha precisado más. Ha pedido cambios en la legislación laboral: “en la entrada”, “en la flexibilidad interna”, “y en la extinción de contratos”. En este último caso reclamó que fuera “similar a la de Europa”, sin precisar si hablaba de la indemnización por despidos (más bajas que en España) o de los pasos y permisos necesarios para rescindir los contratos (más complejos).

Sobre la firma

Manuel V. Gómez

Es corresponsal en Bruselas. Ha desarrollado casi toda su carrera en la sección de Economía de EL PAÍS, donde se ha encargado entre 2008 y 2021 de seguir el mercado laboral español, el sistema de pensiones y el diálogo social. Licenciado en Historia por la Universitat de València, en 2006 cursó el master de periodismo UAM/EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción