Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior retira de las calles cerca de 8.000 muestras de apoyo a ETA

El PP sostiene que ocho municipios continúan “dignificando a los terroristas”

El consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares, en San Sebastián

El consejero de Interior, Rodolfo Ares, precisó ayer que el Gobierno ha realizado desde que tomó posesión en mayo de 2009 un total de 7.806 actuaciones para retirar de las calles los carteles, pancartas y otros tipos de soporte en los que se enaltecía el terrorismo de ETA o a sus miembros o reclusos.

Ares contestó así en el pleno de control de la Cámara a una interpelación de la parlamentaria popular Mari Mar Blanco, hermana de Miguel Ángel Blanco, el edil del PP de Ermua asesinado por ETA en 1997, y presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Legislativo autónomo.

Blanco reprochó al Ejecutivo que no haya retirado aún la totalidad del “callejero etarra” y destacó que todavía hay municipios que siguen ensalzando a los terroristas. La parlamentaria consideró “increíble” que las víctimas de ETA tengan que ir “mendigando” a las instituciones para que se acaben con estos homenajes a etarras y pidió al titular de Interior más hechos y no solo buenas palabras y voluntades.

“Inacción ninguna; las cifras hablan por sí mismas”, replica Ares al PP

En concreto, Blanco indicó que, en estos momentos, hay ocho municipios que “continúan apoyando el callejero etarra dignificando la memoria de los terroristas y humillando a las víctimas del terrorismo, vulnerando la ley e imponiendo el silencio, chantaje y miedo".

El consejero tachó de injustas estas acusaciones, que negó, y sostuvo que desde la misma constitución del Gabinete hace más de dos años se han retirado “ingentes” cantidades de carteles, pancartas o pintadas relacionadas con ETA, con casi 8.000 actuaciones.

Lokarri organiza un viaje a Irlanda para ver su experiencia en reconciliación

En concreto, Ares detalló que entre mayo y diciembre de 2009 se realizaron 3.213 actuaciones, otras 3.005 el año pasado y un total de 1.588 en los primero ocho meses del presente ejercicio, lo que suma un total de 7.806 actuaciones en las que se suelen retirar más de un soporte o pintada. “Inacción ninguna; las cifras hablan por sí mismas”, defendió Ares.

El consejero adelantó que el Ejecutivo seguirá en la misma línea retirando elementos que vulneren la ley u ofendan a las víctimas del terrorismo, aunque confió en que tras el cese definitivo de la actividad violenta de ETA no sean colocados en las calles más soportes del mismo estilo. “Ya hemos conseguido prácticamente arrebatar todos los espacios públicos a los intolerantes”, subrayó.

Por otra parte, el Gobierno ha concedido una subvención de 3.000 euros para una visita que se realizará a comienzos del próximo mes de diciembre a Irlanda del Norte organizada por la red social Lokarri y a la que han sido invitadas las juventudes de todos los partidos vascos y navarros, incluida la izquierda abertzale radical, según explicaron a Europa Press los promotores de la iniciativa. Las Juventudes Socialistas ya han confirmado su disposición a participar en la visita.

El coordinador de Lokarri, Paul Ríos, detalló que la visita tiene por objeto conocer cómo se han abordado en Irlanda del Norte los procesos de reconciliación tras años de conflicto. En ese sentido, y aunque la agenda no se halla completamente cerrada, la expedición tiene previsto mantener reuniones con expresos del IRA y expresos paramilitares así como con víctimas de atentados terroristas.

Amaiur expone sus compromisos

Representantes de Amaiur, la coalición con que la izquierda abertzale, Aralar, EA y Alternatiba concurrirán el 20-N, detallaron ayer en una rueda de prensa en Vitoria sus compromisos electorales. Su programa se centrará en reclamar al Gobierno un proceso de negociación y en lograr el derecho de autodeterminación para crear en Euskadi “un Estado propio”. En la imagen, de izquierda a derecha, sus candidatos al Congreso por Álava: Igor Navarro, Rafa Larreina, Estitxu Iturrate, Jonhatan Martínez, Ion Iñarritu, Maite Ariztegi e Iker Urbina.