Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez le dice a Camps que ya no puede recurrir más

El tribunal rechaza tramitar la apelación solicitada por el abogado del expresidente valenciano contra la negativa a que su caso fuese trasladado al Tribunal Supremo

El expresidente de la Generalitat Francisco Camps ha retrasado durante dos años y medio el avance de la llamada causa de los trajes presentando recursos a la práctica totalidad de las decisiones que han ido adoptando los jueces. Ahora que esa etapa se ha cerrado y que el expresidente ya tiene fecha para sentarse en el banquillo de los acusados, el 12 de diciembre, Camps se resiste a aceptarlo. El magistrado Juan Climent rechazó en un auto conocido ayer tramitar la apelación solicitada por su abogado contra la negativa a que su caso fuese trasladado al Tribunal Supremo.

El juez recuerda que el auto que el expresidente intentaba recurrir establecía claramente “que contra esa decisión no cabía recurso”. Y agrega que la posibilidad a la que trataba de acogerse su letrado solo cabría, en todo caso, si el procedimiento se estuviera siguiendo en una Audiencia Provincial y no en el Tribunal Superior de Justicia valenciano, como es el caso.

Camps está acusado de haber aceptado regalos por valor de 14.000 euros de la trama Gürtel en la misma época en la que, según la Fiscalía Anticorrupción, la red mafiosa rapiñaba las arcas de su Gobierno. A pesar de haber insistido en tener prisa en que la justicia aclare el caso, su táctica procesal ha consistido en dilatar todo lo posible el procedimiento. Y a pesar de su proverbial confianza en el apoyo que le profesan los valencianos, desde que dimitió ha intentado reiteradamente evitar al jurado, que integrarán nueve vecinos de la provincia de Valencia. Para lograrlo, Camps ha pedido que la causa se remitiera al Supremo con el argumento de que, en caso de haber cometido delito, habría sido en Madrid.