La Hacienda gallega ordena que la Xunta no comprometa más gasto hasta 2012

La consejería advierte que solo se autorizarán actuaciones imprescindibles en lo que resta de año ante el inminente cierre del actual ejercicio presupuestario La restricción del gasto se suma a la caída de obra pública

El ajuste presupuestario de 129 millones de euros anunciado por el Ejecutivo gallego hace 10 días, tras el desacuerdo con el Gobierno central sobre la transferencia del Fondo de Cooperación, ha llevado a la Consejería de Hacienda a reclamar a todos los departamentos de la Xunta que disciplinen al máximo el gasto y no afronten nuevas actuaciones en lo que resta de año salvo que sea imprescindible. Según reconocen fuentes del citado departamento de la Xunta, esto supone prácticamente un cierre anticipado del ejercicio de 2011 aunque de forma oficial aún no se ha llevado a cabo.

Desde Hacienda aseguran que esta práctica es habitual en todos los ejercicios aunque reconocen que este año resulta más significativo el esfuerzo que tendrán que realizar los distintos departamentos de la Xunta, tras el último ajuste presupuestario. Ya hay algunas señales que indican que estas restricciones se están aplicando. Por ejemplo, esta misma semana la Consellería de Educación ha anunciado la licitación de un centro educativo en Oroso por valor de 5,5 millones de euros, pero se llevará a cabo a través de la Sociedade Pública de Investimentos (SPI) y así se evita que el gasto recaiga en las cuentas de Educación.

La orden de limitar al máximo el gasto parece indicar que el cierre del ejercicio 2011 se encuentra próximo, aunque desde Facenda se asegura que no hay una fecha prevista para él mismo. Como referencia se puede indicar que el año pasado el cierre de ejercicio se produjo a mediados de octubre. Las restricciones de gasto que ya se han puesto en marcha apuntan a que este año puede producirse un escenario similar.

Hay más señales que apuntan a la importancia de las restricciones presupuestarias. Desde la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) de Galicia se indica que aún no se ha publicado una orden de ayudas al pequeño comercio que habitualmente se realiza en los meses de julio o agosto.

Ya el año pasado hubo retrasos en los pagos de estas ayudas. ATA asegura que la respuesta que les han dado desde la Xunta para explicar el retraso en la publicación de las subvenciones es que por el momento no hay fondos suficientes para ponerlas en marcha en este ejercicio. Esto ocasiona problemas adicionales a los comerciantes que ya están sufriendo las caída en el consumo que se vienen registrando desde la llegada de la crisis.

La portavoz de Economía del PSdeG, María Xosé Caride, señala que estas restricciones están "cerrando" la capacidad de maniobra de la Xunta, de forma que en lo que resta de año prácticamente solo se podrá pagar gasto corriente. Además, recordó que durante el primer trimestre del año la capacidad para liquidar gasto es "muy pequeña" ya que el presupuesto está arrancando. Con el cierre anticipado del ejercicio y la escasa actividad de los primeros meses "prácticamente sólo hay seis meses operativos al año".

Desde la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, la que realiza un mayor volumen de inversiones, aseguran que a pesar de las restricciones se van a seguir realizando licitaciones y adjudicaciones de obras en lo que resta de año. En todo caso, reconoce que el momento es complicado debido al último ajuste presupuestario y explican que se ralentizarán obras que se estimen que puedan tener un mayor margen de disponibilidad de fondos en el presupuesto del año que viene.

Fuentes de este departamento de la Xunta restan importancia a la cuantía del recorte al señalar que apenas supondrá 30 millones de euros cuando el volumen de inversiones realizado alcanza los 500 millones este año y la Xunta ha invertido más de 3.000 millones en infraestructuras en los últimos dos años y medio.

Descenso obra pública

Sin embargo, los datos de la patronal de la construcción SEOPAN son preocupantes al señalar que la licitación de obra pública autonómica en Galicia ascendía a finales de junio a 229 millones de euros, lo que supone una caída del 40% respecto al mismo mes de 2010, un año en el que ya se había registrado un descenso considerable sobre el anterior. La caída en la licitación de obra por parte de la Xunta es inferior a la que registran los ayuntamientos (-58,1%) pero casi dobla a la realizada por el Gobierno central (-22,6%).

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS