Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España supera las turbulencias y vende 3.950 millones en bonos con una sólida demanda

Salgado valora la subasta y celebra que España “no tiene problemas para financiarse”

España supera las turbulencias y vende 3.950 millones en bonos con una sólida demanda

En pleno recrudecimiento de las tensiones en los mercados de deuda soberana, el Tesoro español superó ayer con éxito una subasta de bonos a largo plazo con una sólida demanda y unos precios contenidos. El resultado de la emisión se esperaba con expectación tras el pinchazo que Italia sufrió el martes en una operación similar.

Sin sobresaltos, el organismo dependiente de Economía vendió 3.950 millones de euros mediante un canje de tres tipos diferentes de obligaciones que ya estaban en el mercado y que vencen en 2019 y 2020, lo que dificulta su comparación desde el punto de vista del precio. El dinero finalmente captado se quedó muy cerca del objetivo máximo, fijado en 4.000 millones.

La demanda duplicó la oferta con más de 8.000 millones solicitados, en línea con las anteriores operaciones con bonos a largo plazo. El hecho de que el apetito por los títulos del Tesoro se mantenga confirma que España sigue contando con la confianza de los inversores. También contrasta con lo que le sucedió el martes a Italia, que afronta un calendario de emisiones mucho más exigente y que en una subasta a 10 años vio cómo la demanda bajaba drásticamente pese a pagar un interés récord.

En cuanto al precio abonado por España, Miguel Arregui, analista de AFI, destacó que el interés —de entre el 4,99% y el 5,19%— no supuso “un sobreesfuerzo para el Tesoro y se mantienen en la frontera del 5%”. “Son unos tipos bastante ajustados con la que está cayendo”, añadió.

La vicepresidenta, Elena Salgado, valoró el resultado de la subasta y celebró que, pese a las turbulencias desatadas en la eurozona por la amenaza de quiebra de Grecia, España “no tiene problemas para financiarse”. Sin embargo, el éxito de la emisión no se tradujo en una mejora de la prima de riesgo. El sobreprecio exigido a los bonos españoles a 10 años frente a los alemanes, de referencia, acabó la jornada en los mismos niveles que el miércoles: 347 puntos básicos. La de Italia, sin embargo, mejoró en cuatro hasta los 366.