Sebastián hace un “balance crítico” del Plan E

El ministro reconoce que en algunos casos ha habido despilfarro, pero culpa a los ayuntamientos

En plena revisión por el propio PSOE de las decisiones económicas del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, el ministro de Industria, Miguel Sebastián, puso ayer en cuestión el llamado Plan E. El primer Plan E se aprobó el 28 de noviembre de 2008, el segundo el 27 de octubre de 2009. Entre ambos, el Estado invirtió 13.000 millones de euros, cediendo ese dinero a los Ayuntamientos para realizar, de forma discrecional, pequeñas obras locales.

“Claro que hay que hacer un balance crítico del Plan E, y estoy seguro de que los economistas lo harán”, aseguró Sebastián en el pleno. Eso sí, el ministro, en respuesta a una interpelación del diputado del PP Cristóbal Montoro, responsabilizó a los alcaldes de esas posibles disfunciones.

“El Plan E no olvidemos que lo han ejecutado los Ayuntamientos. Es verdad que en el Plan E ha habido algún despilfarro, como mover estatuas, pero ese movimiento de estatuas lo ha hecho el alcalde de Madrid, que es de su partido, y nunca le he escuchado criticar al alcalde de Madrid porque se haya gastado el dinero del Plan E en mover estatuas”, dijo en referencia expresa al regidor Alberto Ruiz-Gallardón.

De ese plan, el ministro salvó la inversión de 800 millones para ayudas al sector del automóvil que, según dijo, no fue un “despilfarro”.

Sebastián hizo un balance positivo, no obstante, de las medidas económicas del Gobierno de Zapatero y utilizó una ironía para defenderse de las críticas del PP sobre la falta de previsión: “Creo que como país nos tenemos que plantear seriamente la posibilidad de promover la candidatura del PP para el premio Nobel de economía. Lo digo seriamente porque ahora resulta que el PP ha sido el único del mundo mundial que acertó y anticipó la crisis”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS