Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno andaluz espera cumplir el límite de déficit

La cifra de déficit se colocó en el primer semestre en el 1,49%, por encima del límite del 1,3%

Susana Díaz, José Antonio Griñán y Rosa Torres, en la sede del PSOE. Ampliar foto
Susana Díaz, José Antonio Griñán y Rosa Torres, en la sede del PSOE.

La Junta de Andalucía quiso poner ayer calma alrededor de la cifra de déficit de la región en el primer semestre, que se colocó en el 1,49%, por encima del límite del 1,3% fijado para el cálculo anual por el Gobierno central para las comunidades autónomas. El presidente andaluz, José Antonio Griñán, aseguró que su Ejecutivo espera cumplir el objetivo e insistió en que aún “quedan ingresos importantes por recaudar que son del primer semestre, pero que todavía no se han recaudado”.

Este será uno de los argumentos que Andalucía esgrimirá ante la vicepresidenta y ministra de Economía, Elena Salgado, en la convocatoria que ha anunciado con todas aquellas comunidades que han superado el límite del 0,75% en el primer semestre para evaluar la situación de cada una e implementar los planes de recorte o acordar otras medidas nuevas. Griñán concretó ayer Andalucía aún no ha recibido “ni un solo euro” del Fondo de Compensación Interterritorial.

Griñán concretó que Andalucía no ha recibido “ni un solo euro” del Fondo de Compensación Interterritorial

El presidente recordó que Andalucía tuvo la pasada legislatura un “superávit de cerca de 4.000 millones de euros, mientras que el resto de las comunidades tuvieron un déficit de más de 5.000 millones de euros”. La comunidad cuenta “con una reducción de endeudamiento que se llevó a cabo en la época de crecimiento que ahora permite a Andalucía utilizar el déficit para programas específicos como los que estamos haciendo y para que no haya recortes, que no los va a haber”, subrayó Griñán.

Mientras, el presidente del PP andaluz, Javier Arenas, recuperó una de sus más recientes argumentos políticos y sostuvo que la Junta no podrá reconducir el “preocupante” nivel de déficit sin un acuerdo presupuestario con su partido.

Arenas afirmó que, en los últimos tres años, la Junta ha gastado en gasto corriente 3.500 millones de euros más de lo previsto y en inversiones 4.800 millones menos. “Todo lo contrario de lo que hay que hacer para salir de la crisis”, enfatizó Arenas, quien aseguró que el camino para salir de la crisis es “ahorro en gasto corriente y más inversión pública creadora de empleo”.

También abogó por una rebaja de los impuestos para animar la economía y apostó por la “desaparición gradual del impuesto de sucesiones y donaciones”, porque, sostuvo, “todo lo que signifique más impuestos” supone menos renta familiar disponible para consumo y e inversión”.