Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rubalcaba asume la negociación con el PP de la reforma constitucional

El candidato es partidario de un techo de gasto que no suponga que “nos pillemos los dedos”

Rubalcaba promete más educación pública de 0 a 3 años

El candidato socialista junto a la directora de campaña del PSOE.
El candidato socialista junto a la directora de campaña del PSOE. EFE

El candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha tomado las riendas de la negociación del PP para la reforma constitucional a fin de introducir un límite al déficit público. El exvicepresidente ha tomado esta decisión ante "el cariz que estaban tomando los acontecimientos", ya que apenas se había podido avanzar por las diferentes posturas de socialistas y populares ante el texto que se pretende introducir en la ley fundamental. Las mismas fuentes explicaron que Rubalcaba llevará a partir de ahora junto con el portavoz del Grupo parlamentario socialista, José Antonio Alonso, la dirección y la coordinación de esta negociación, ante las dificultades que estaban surgiendo en estos primeros momentos. La entrada de Rubalcaba en las negociaciones llega mientras crecen las voces en el PSOE que reclaman que el cambio constitucional sea sometido a referéndum.

Rubalcaba ya había avanzado por la mañana las que ha su juicio deben ser las líneas maestras de la reforma. Lo hizo cuanfo fue interpelado, durante su primer diálogo con ciudadanos en la sede del PSOE -que versaba sobre familia y conciliación laboral-, sobre la reforma constitucional planteada por el Gobierno para establecer un techo de gasto en la la norma fundamental.

Rubalcaba promete más educación pública de 0 a 3 años

Rubalcaba ha señalado que la reforma “no supondrá ningún recorte social” y que lo importante “es la letra pequeña del acuerdo” que alcancen los partidos. El exministro de Interior es partidario de establecer un techo de gasto que no suponga que “nos pillemos los dedos”, es decir, que no suponga establecer un déficit de las cuentas públicas “cero o limitado” en circunstancias económicas normales, pero que permita “flexibilidad” cuando se afronten circunstancias adversas. El político socialista ha explicado que se trata de llevar a la Constitución un mecanismo que ya está establecido en la Ley de Estabilidad Presupuestaria.

Las mujeres tienen la sensación de que hacen dos cosas y las dos mal

Alfredo Pérez Rubalcaba

“No vamos a tener muchos recursos”, ha reconocido Alfredo Pérez Rubalcaba pensando en una posible legislatura más del PSOE. Pero, del “poco” dinero disponible, el candidato socialista promete gastar una parte en escuelas infantiles, de 0 a 3 años, como parte de sus medidas por la conciliación de cara a las elecciones generales.

Como preparación de su programa electoral, Rubalcaba se ha reunido con 34 mujeres y 27 hombres, todos padres de niños menores de 15 años, en la sede del partido, en la madrileña calle de Ferraz. El equipo de campaña ha prometido que hablarían "sin normas, sin limitaciones y sin intermediarios" con el candidato socialista durante aproximadamente dos horas. Finalmente, la reunión ha sido de más de tres horas y media donde, además de conciliación, se ha hablado de copago sanitario. La financiación de la sanidad pública no está dentro de los planes de Rubalcaba, según aseguran los asistentes al diálogo que le han preguntado al respecto.

Vienen de varios puntos de España y tienen perfiles profesionales variados: administrativos, parados, empleados de banca, ingenieros, taxistas, empresarios, profesores, limpiadores... La mayoría, 35, tienen un solo hijo; 22 de ellos tienen dos y cinco son padres de tres. Los asistentes han sido seleccionados "por un instituto demoscópico" entre los más de mil que se han inscrito en la web que el PSOE lanzó con la marca Rubalcaba, han asegurado desde el partido.

“Ha empezado a quebrarse” la creencia de que el futuro de los hijos será mejor que el de los padres, opina el exvicepresidente del Gobierno

Iñigo Urién, abogado de 41 años, natural de Bilbao, es uno de ellos. Padre de un hijo, asegura que Rubalcaba ha sido muy "dialogante" y que el tema principal ha sido la racionalización de los horarios y el problema que alguna gente tiene para entender que esa medida no supone trabajar menos. El letrado, centrado en casos afectados por hipotecas, cree que dialogar con ciudadanos es un símbolo de "valentía del partido”. Al padre de 41 años, Mariano Rajoy como líder no le sugiere "nada".

Javier Sánchez, 37 años, y natural de Algeciras (Cádiz), se apuntó un día que lo vio por Internet simplemente "para vivir la experiencia". Padre de dos hijos, apunta que además de conciliación, se ha hablado de la reforma laboral.

La elección de padres, ha explicado Rubalcaba, se debe a que las elecciones definirán los próximos cuatro años para "todos los ciudadanos", pero especialmente para los jóvenes. El exministro de Interior cree que ha empezado a “quebrarse” la creencia de que el futuro de los hijos será mejor que el de los padres. Rubalcaba también ha insistido en su preocupación por fomentar la "conciliación", que “no es facilitarle las cosas a la mujer para que trabaje en la casa”, ha puntualizado. A su juicio “las mujeres tienen la sensación de que hacen dos cosas y las dos mal”. Frente a ello ha prometido más educación infantil, actividades extraescolares para los niños y racionalización de horarios.

Acerca de la desigualdad salarial, Rubalcaba ha recordado sus tiempos de profesor no numerario, cuando un rótulo en el sindicato al que pertenecía rezaba “A igual trabajo, igual salario”. Ese principio “sigue sin cumplirse” entre hombres y mujeres, ha criticado. Y, aunque la igualdad “no se consigue de la noche a la mañana”, cree que hay dos opciones: “trabajar para” u “olvidarse” del tema.

Más información