Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La cofinanciación permite a la Junta contratar obras por 768 millones

La consejera de Obras Públicas insiste en desterrar la idea catastrofista de que todo está parado

El capital público y privado será determinante para concluir los metros de Málaga y Sevilla

La colaboración público-privada para la financiación de obras públicas va a permitir contratar este año actuaciones por 768 millones de euros: tres en carreteras y dos en puertos deportivos. Para los tiempos que corren de escasez de recursos, que ha obligado a la Junta a revisar el calendario de las actuaciones que tenía comprometidas, y de restricción del crédito, la cifra es “muy estimable”, según la consejera de Obras Públicas y Vivienda, Josefina Cruz, que insiste en desterrar la sensación catastrofista de que todo está parado porque es similar al ritmo inversor que mantenía este departamento en los hace unos ocho o 10 años, antes del boom del ladrillo.

Con todo, lo contratado se queda aún lejos de los más de 2.600 millones de euros que sumaban los proyectos que el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, presentó en junio de 2010 a empresarios y entidades financieras para acometerlos mediante el sistema de cofinanciación. Además de permitir que haya contratación pública (la Administración autonómica no ha licitado ni una sola obra nueva en el último año y medio más que la cofinanciada con capital privado), este método permite que en tiempos de severa crisis como este se pueda mantener cierta actividad en el sector de la construcción. Se estima que los dos proyectos ya contratados y los otros tres que la Junta va a adjudicar en lo que queda de año generen algo más de 6.000 puestos de trabajo directos y otros 4.400 indirectos.

La consejera de Obras Públicas no obstante alerta de los riesgos de abusar de este sistema porque no deja de representar una hipoteca para los futuros presupuestos públicos. Mediante este sistema, las empresas contratistas que se adjudican las obras anticipan la inversión y la Administración le paga en 30 años a partir de la fecha de finalización y entrega. “Es un alivio momentáneo, una alternativa válida en momentos de dificultad, pero una carga para el futuro, por lo que hay que cuidar un equilibrio”, explica Cruz.

Además de las dos obras adjudicadas ya (la autovía Iznalloz-Darro y la ampliación del puerto deportivo de La Bajadilla, en Marbella), que suman un presupuesto de 264 millones de euros, desde el pasado día 3 se encuentra en licitación la construcción de 15 nuevos kilómetros y la explotación de 25 ya en servicio de la Autovía del Almanzora entre Purchena y Huércal-Overa, con un valor de 161 millones de euros. A la vuelta de vacaciones, el Consejo de Gobierno de la Junta autorizará la licitación de la ampliación del puerto deportivo de Carboneras, una vez que la consejería de Hacienda y Administración Pública ya ha dado el visto bueno, que tiene un presupuesto de 40 millones de euros y habilitará 864 atraques. También en otoño saldrá a concurso la obra con mayor presupuesto, 303 millones de euros, correspondientes al tramo Estepa-Lucena de la Autovía del Olivar, de 39,6 kilómetros.

Hasta el momento, la Junta ya ha adjudicado dos obras que serán cofinanciadas con sus adjudicatarios. La primera de ellas, la autovía Iznalloz-Darro, está presupuestada en 180 millones de euros y ha sido adjudicada al consorcio Sierra de Arana, constituido por seis empresas constructoras (Iridium, Comsa Emte, Contrat, Martín Casillas, Arpo y Maygar) con el que se firmó el contrato el pasado 11 de julio, de forma que las obras podrían comenzar en el primer trimestre de 2012 tova vez que la concesionaria dispone de seis meses para completar la redacción de los proyectos. Esta vía, de 37 kilómetros, une la A-92 con la A-44 y tiene una importancia estratégica porque permitirá aliviar el tráfico del tramo de la A-92 que ya ha padecido varios cortes debido a la geología del terreno y el puerto de La Mora, que suele cortarse al tráfico cuando hay temporales de nieve). El concurso de esta actuación, primera gran obra convocada en España por sistema de cofinanciación recibió siete ofertas en las que se aglutinaban hasta 28 constructoras, algo que la Junta interpretó como un indicio de que la fórmula podía ser exitosa, ya que una de las grandes dudas de este método es la respuesta de las empresas.

También se han adjudicado ya, aunque aún no se ha firmado el contrato, la ampliación del puerto deportivo de La Bajadilla en Marbella, con un presupuesto de 84 millones de euros, a una UTE formada por una firma del jeque Al Thani, Nasir bin Abdullah and Sons y el propio Ayuntamiento de la ciudad. El proyecto contempla crear 541 nuevos puntos de atraque y una zona comercial en un muelle de tamaño circular.

El director general de la Agencia Andaluza de Obra Pública, Rafael Blanco, destaca que la comunidad andaluza es la que más ha avanzado en la cofinanciación de actuaciones públicas con capital privado, que estas licitaciones son las más importantes convocadas este año en España y que no va renunciar a este sistema, que será determinante para concluir los metros de Málaga y Sevilla. “Es un modelo que significa el compromiso de la Administración con las empresas en un momento de dificultad económica y de crisis como en el que nos encontramos”, sostiene. El Gobierno vasco tiene dos autovías en licitación, la Xunta de Galicia ha sacado por segunda vez a concurso la autovía de la Costa da Morte y en Aragón se licita la explotación y conservación de carreteras.