Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El goteo de inmigrantes trae a otros 25 ‘sin papeles’ a Ceuta

Son un total de 333 los que han sido rescatados desde el inicio de julio

La Guardia Civil rescató ayer a 25 inmigrantes más, la mayoría subsaharianos, que se encontraban a la deriva en el mar colchonetas de playa en las inmediaciones de Ceuta. En total son 333 los sin papeles rescatados desde el inicio de julio, cuando empezó el goteo de entradas por mar ayudados por balsas y barcas inflables o cámaras neumáticas. Las fuerzas de seguridad marroquíes dejan de perseguirlos una vez que se adentran en el mar, por lo que las españolas solo pueden rescatarlos y llevarlos a la ciudad autónoma.

Todos los inmigrantes fueron recogidos en la costa mediterránea ceutí, en las cercanías de la frontera del Tarajal. Si consiguen burlar a las fuerzas de seguridad marroquíes y alcanzar el mar, los extranjeros saben que, casi con toda seguridad, han logrado entrar en España. Como Marruecos no los persigue en el agua, solo tienen que esperar a que la Guardia Civil o Salvamento Marítimo los rescaten para conducirlos al Centro Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de la ciudad española.

Por ese método, ayer, se organizaron seis expediciones. A primera hora de la mañana el servicio marítimo del instituto armado rescató a dos grupos de ocho y seis personas. Hacia las 11 de la mañana, en esa misma zona, aparecieron otros seis. Tres argelinos lo consiguieron hacia las dos de la tarde y otros seis subsaharianos dos horas después.

Buen estado de salud

Los inmigrantes fueron trasladados al puerto deportivo de la ciudad, donde no precisaron asistencia, según la Cruz Roja citadas por Efe. Algunos presentaban síntomas de hipotermia leve. Los extranjeros serán conducidos al CETI, que se encuentra por encima de su capacidad aunque sin que se vea alterado su funcionamiento, según fuentes del centro. El goteo de sin papeles se debe a que, desde agosto de 2010, Marruecos no permite a la Guardia Civil y Salvamento Marítimo devolver a los inmigrantes a sus costas.

Mediante ese mecanismo informal, las entradas en la ciudad autónoma se habían reducido al mínimo en los últimos años. El país vecino rechazó ese sistema tras acusar a la Guardia Civil de maltratar inmigrantes y de haber dejado a ocho de ellos en la playa de Beliones (localidad marroquí vecina a Ceuta) a ocho subsaharianos “en un estado de salud crítico”.

Más información