Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rumanía vigilará las restricciones a los trabajadores rumanos en España

La medida no afecta a los parados de nacionalidad rumana. El mercado laboral español “no puede absorber” la entrada de 80.000 rumanos al año, según Trabajo

El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, saluda a su homólogo rumano. Ampliar foto
El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, saluda a su homólogo rumano.

El Gobierno rumano asegura que “entiende muy bien” la decisión del Ejecutivo español de reinstaurar el permiso de trabajo para que los ciudadanos de este país obtengan empleos por cuenta ajena en España. El ministro de Trabajo de Rumanía, Sebastián Lazaroi, espera ahora la decisión de Bruselas, que exige a España justificar su postura con "cifras”. Pero mientras tanto, ha señalado Lazaroi, y ya que la medida está vigente desde el pasado 22 de julio, un grupo de trabajo vigilará la aplicación correcta de la norma. Los ciudadanos rumanos, además, tendrán un “teléfono” verde a su disposición para informarse.

Después de su reunión de hoy en Madrid con su homólogo español, Valeriano Gómez, Lazaroi se ha limitado a comentar que la medida "no ha provocado alegría" en su país, aunque ha recalcado que comprende la "difícil" situación económica de España, similar a la que pasó Rumanía los últimos dos años.

Valeriano Gómez, por su parte, ha justificado la decisión de su Ejecutivo. "No debemos prolongar una situación que probablemente aumentaría no solo los niveles de desempleo de España, sino también los de los ciudadanos rumanos", ha señalado. Gómez ha subrayado que esta “no ha sido una decisión fácil” para el Gobierno, y ha insistido que "no hay la menor discriminación" hacia Rumanía. "Levantamos la moratoria cuando ni Italia, ni Francia lo hacían. Lo hemos mantenido prácticamente tres años, ya de crisis", recordaba hoy, codo con codo con su homólogo rumano.

El Gobierno desea ahora “fervientemente” que la situación sea “lo menos prolongada posible”, apuntó Valeriano, que recordó que existe la posibilidad de restablecer la moratoria hasta enero de 2014. Hasta entonces es “posible” que se mantenga, pero habrá evaluaciones de la situación. En principio, a finales de cada año.

El responsable de Trabajo se ha esforzado en dejar claro que la medida no afecta a los rumanos que ya trabajan en España, ni a quienes cobran el subsidio de desempleo o a los que buscan empleo de forma activa.

Durante su comparecencia, Gómez ha especificado que, desde que en diciembre de 2006 empezara el cómputo de población rumana en España, esta ha pasado de unos 200.000 a más de 860.000, y se ha convertido en la primera población en cuanto a cotizaciones. Pero el ritmo de entrada es de unos 80.000 rumanos al año, un ritmo que el mercado laboral español “no puede absorber”, según Gómez. Además, actualmente la tasa de paro de la población rumana en España ronda el 30%.