_
_
_
_
DEBATE DE INVESTIDURA EN EXTREMADURA

Monago se aleja de la ortodoxia del PP para ganarse a IU en Extremadura

El candidato popular salpica de guiños a la izquierda su discurso en el debate de investidura

Monago, durante su discurso.
Monago, durante su discurso. Jero Morales (EFE)

José Antonio Monago, el dirigente popular que quiere liderar el cambio en Extremadura, donde los socialistas han gobernado durante 28 años, ha pronunciado un discurso en el debate de investidura con frases como “Extremadura no es de izquierdas ni es de derechas” y plagado de guiños a la izquierda, un discurso muy alejado de la ortodoxia de su partido. Monago ha propuesto recuperar el impuesto de patrimonio, modular el impuesto de sucesiones, reducir del 5% al 3% el límite para entrar en el Parlamento regional (de modo que los pequeños como IU nunca queden fuera), ha insistido en la necesidad de mejorar los servicios sociales, ha prometido rematar la construcción de hospitales, mejorar la atención a las personas dependientes, ha hecho una gran defensa de los sindicatos, de la educación pública, de los funcionarios e incluso ha propuesto la creación de una renta básica para quienes carecen de ingresos.

La intervención del que, salvo sorpresa mayúscula, se convertirá en el primer presidente popular de Extremadura (de la mano de Izquierda Unida vía abstención) ha estado salpicada de apelaciones al diálogo, sabedor de que no tiene mayoría absoluta. “Necesitamos mucha inteligencia política, y los tres partidos aquí representados podemos dar un ejemplo al resto del país y ayudar a recuperar la devaluada imagen de los políticos", ha dicho Monago, que tampoco ha olvidado hacer un guiño al Movimiento 15-M al dirigirse a "ese joven que protesta, a esa generación que dice basta".

El PP tiene 32 parlamentarios, los socialistas 30 e IU, tres, que al abstenerse siguen las instrucciones de los militantes extremeños y, simultáneamente, desobedecen a la dirección de la coalición. El debate continuará el martes a las diez de la mañana con la intervención del representante del PSOE y de IU.

"Es importante, señorías, priorizar el gasto en lo esencial: sanidad, educación y dependencia y, suprimiendo gastos superfluos, podemos alcanzar una estabilidad presupuestaria incluso eliminando impuestos como el céntimo sanitario". Eliminar este impuesto que grava los carburantes que se venden en las gasolineras para financiar la sanidad ha sido precisamente una de las primeras medidas anunciadas por el candidato del PP. De todos modos, ha afirmado: "la fiscalidad debe ayudarnos a generar empleo y posibilitar el ahorro a los extremeños con menos recursos. Para ello modularemos el impuesto de sucesiones e instaremos al Gobierno de España a recuperar el impuesto de patrimonio si así se decide mayoritariamente en el Parlamento".

El hombre que lidera el PP extremeño desde hace dos años y medio ha agradecido su trabajo al presidente en funciones, el socialista Guillermo Fernández Vara, se ha felicitado por el regreso de IU a la Cámara regional, y le ha dicho a la izquierda: "Son muchas más las cosas que nos unen que las que nos separan". Al discurso ha asistido Javier Arenas, líder del PP en la vecina Andalucía. El jueves, tras la votación de investidura, acudirá el líder nacional, Mariano Rajoy.

Monago ha asegurado en su discurso, de más de una hora, que en sus primeros cien días al frente del Gobierno extremeño implantará un plan de choque contra el desempleo juvenil --que afecta al 50% de los jóvenes de la comunidad, ha destacado—y otro contra el femenino –ocho de cada diez nuevos parados son mujeres, ha dicho— que incluirá medidas de discriminación positiva.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En aras de la austeridad, Monago confirma que reducirá las consejerías de 11 a 7 y las enumera: Empleo, empresa e innovación; Economía y hacienda; Administración Pública; Fomento; Agricultura, desarrollo rural, medio ambiente y energía; Educación y cultura, y Salud, dependencia y consumo. Asegura que Deporte y Juventud serán áreas transversales que dependerán de la Presidencia.

También ha prometido un tijeretazo en diversas partidas: “Reduciremos un 50% los altos cargos y puesto de libre designación. Un 50% la publicidad y propaganda oficial. Un 50% los gastos externos jurídicos. Un 50% los gastos de representación y dietas de viaje. Un 75% los gastos para protocolo y recepciones oficiales”. Y ha prometido promover la creación de empresas mediante diversas medidas incluida la creación de una dirección general del emprendedor y también aumentar la inversión en I+D+I hasta el 3% del PIB autonómico para 2013.

Ha hecho otro guiño a IU y al PSOE al hablar de las negociaciones en la Unión Europea. “En 2013 se negocia de nuevo la política agraria común, y hay que trabajar con la diplomacia estatal para defender las ayudas internacionales a nuestro campo. Sería bueno que la próxima vez que vaya el Gobierno extremeño a Bruselas vayamos los tres juntos", es decir, los líderes de los tres partidos representados en la Cámara extremeña.

Investidura en el Museo Romano

El Museo Nacional de Arte Romano, en Mérida, acogerá el jueves el acto de investidura del presidente extremeño, un acto modesto, en el que solo se repartirán botellines de agua. “El “coste será casi cero”, ha explicado el presidente de la Asamblea extremeña, Fernando Manzano, porque no habrá tapas, ni vino, ni refrescos, solo agua embotellada que pagará “la Presidencia de la Junta”.

Asistirán unos 700 invitados incluido el líder del PP, Mariano Rajoy. Y para ellos se alquilarán sillas, pero el uso del museo no cuesta dinero, ha dicho Manzano. Tampoco se han cursado invitaciones por correo ordinario, con lo que no se han impreso tarjetones, sino que se han enviado por correo electrónico.

La investidura de José Antonio Monago como presidente está prevista para el jueves salvo sorpresa. El debate de investidura continúa este martes a las diez de la mañana con la intervención del representante del  PSOE. Le seguirá el de Izquierda Unida. Tras los turnos de réplica, cerrará Monago. Y entonces se someterá a la primera votación. Está previsto que entonces saque solo los 32 votos de su grupo, que los 30 socialistas voten en contra e IU se abstenga. Al no obtener mayoría absoluta, se convocará una nueva sesión 48 horas después, el jueves, cuando le bastará la mayoría simple que le dan sus correligionarios.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_