Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía investigará las agresiones de ayer y el PP arremete contra Rubalcaba

Las sesiones de control en Cataluña y Valencia se desarrollan con normalidad

Interior: se actuará con "firmeza con los violentos" y con "prudencia con los pacíficos"

Las sesiones de control en Cataluña y Valencia se han desarrollado con normalidad gracias al blindaje policial que se ha reforzado después de las agresiones de ayer. Los parlamentarios han podido entrar en las Cámaras autonómicas, pero las autoridades no van a pasar por alto la violencia. La fiscalía ha abierto diligencias para investigar los actos violentos basándose en el artículo 489 del Código Penal, que castiga con prisión a los que empleen la fuerza, la intimidación o la amenaza para "impedir a un diputado asistir a sus reuniones". En Valencia, han quedado lejos esta mañana las imágenes de las cargas del jueves pasado y cientos de personas han repartido tarjetas rojas "contra la corrupción" mientras se celebra el debate de investidura de Camps.

Los parlamentarios de la Generalitat han conseguido acceder sin incidentes en la Cámara del parque de la Ciutadella para asistir al pleno de debate de los Presupuestos, en medio de un fuerte dispositivo de seguridad en los accesos al recinto. Montserrat Tura, una de los parlamentarios agredidos ayer, ha lamentado, en declaraciones a los periodistas, que el grupo de violentos que intentó impedir la entrada de los diputados desvirtuara el espíritu del 15-M. En la sesión de control, Mas ha prometido que su Ejecutivo no será "beligerante pero sí contundente y tremendamente exigente contra los auténticos cafres" que ayer agredieron físicamente a los diputados.

También en Valencia, ante el debate de investidura de Francisco Camps y la manifestación convocada frente a las Cortes, la ciudad se ha blindado con un fuerte dispositivo policial. Cientos de indignados se han sentado tras el cerco policial que rodea el Parlamento valenciano y, al grito de "el president a [la cárcel de] Picassent", han lanzado flores al cielo y repartido tarjetas rojas "contra la corrupción". Los integrantes del movimiento se han organizado para evitar disturbios. Están divididos en grupos pequeños, cuyos responsables deben estar pendientes de la aparición de manifestantes antisistemas.

Un grupo de indignados protesta ante las Cortes Valencianas. ampliar foto
Un grupo de indignados protesta ante las Cortes Valencianas. EFE

Hoy la situación es "mucho mejor que el otro dia", según la valoración de Laila, una de los asistentes. Las cargas del jueves pasado le cogieron justo en medio. Esta mañana es distinto. Los concentrados cantan la canción infantil Vamos a contar mentiras, con referencias al caso Brugal, a la trama Gürtel y al aeropuerto de Castellón. Una decena de parlamentarios del Partido Popular están imputados en casos de corrupción.

Mientras tanto, el PP ha aprovechado los incidentes de los últimos días para arremeter contra Alfredo Pérez Rubalcaba y acusarle de pasividad frente al movimiento de los indignados del 15-M.  Así lo ha hecho constar la portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, que ha exigido al ministro del Interior y vicepresidente primero del Gobierno que garantice el orden público "con proporcionalidad" y sin "confundir pasividad con prudencia”. Esto a pesar de que en Barcelona la competencia sobre el orden público es de la policía autonómica catalana y no del Ministerio del Interior.

Rubalcaba, a este propósito, ha reiterado que la Policía y la Guardia Civil de las comunidades donde el Gobierno tiene competencias actuará "con firmeza, con quien tiene comportamientos violentos o intimidatorios" y con "inteligencia y prudencia con quien tiene comportamientos pacíficos" en el Movimiento 15-M, como se ha hecho hasta ahora, en palabras del vicepresidente.

Bloqueo de los Presupuestos

Los incidentes que tuvieron lugar ante las puertas del Parlamento de Cataluña -y bloquearon el debate de los Presupuestos con nuevos recortes sociales durante todo el día de ayer- han llevado a los distintos focos del 15-M (Madrid, Barcelona y Valencia) a replantearse su estrategia a fin de evitar una imagen de movimiento violento.

La fiscalía investigará las agresiones de ayer y el PP arremete contra Rubalcaba

El consejero de Interior de Cataluña, Felip Puig, ha explicado el despliegue policial, destacando que "el desalojo solo hubiera sido posible con una contundencia policial que habría causado imágenes mucho más duras que las del 27 de mayo". Puig ha recordado que 50 diputados entraron en seis furgonetas policiales y unos 30 llegaron en helicóptero, y que había alrededor de 3.000 personas .  

El cerco fue levantado anoche en la capital catalana, después de que los concentrados lo decidiesen en asamblea una vez cumplidos sus objetivos -tenían previsto estar el 14 y bloquear la Cámara todo el día de ayer-, pero también tras constatar el desgaste para el movimiento por las imágenes de violencia y la caída en picado de su popularidad en las redes sociales.

Si la situación se tensa, se ensanchará el perímetro y aumentará el número de agentes. De todas formas, Acampada Valencia emitió ayer un comunicado en el que explicaba que “la no violencia es el límite necesario”. “Alzaremos la voz con nuestras protestas y nuestras manos desnudas como toda arma constructiva”, defendieron los indignados en un comunicado. "Somos lo suficientemente creativos e inteligentes para protestar sin agredir y demostrar que nuestra fuerza radica en el diálogo", es la recomendación de la comisión jurídica para mañana. Pero defenderán a toda persona pacífica que sea agredida por la policía.

"El imputado y reelegido presidente de la Generalitat, Francisco Camps, asumirá el poder de la autonomía", pese a que "la ciudadanía exige no contar con delincuentes en el órgano de gobierno que le representa", añade la convocatoria de los indignados. "¡Difundid el acto y venid con vuestro saco! En Barcelona fueron 3.000 las personas reunidas, que esperaron toda la noche frente al Parque de Ciutadella", concluye la convocatoria, en la que en todo momento se insiste en el carácter "pacifico" de la protesta.

Al respecto, Camps argumentó ayer: “El foco de atención, el análisis de las circunstancias, darle cobertura a algunas cosas que a veces ocurren, a mí me da la sensación de que es elevar a categoría de importante, a categoría de representación, de pulso de ánimo nacional, lo que no tiene, a veces, ni categoría”.

“El foco debería estar en 45 millones de españoles, no en un grupo determinado que por circunstancias determinadas, que yo creo saber pero que me callaré, están haciendo aquello que nada tiene que ver con lo que en estos años hemos aprendido”, remachó Camps en la clausura de una convención empresarial. “Los exaltados que en un momento determinado practican la violencia, aunque sea verbal, no representan al movimiento del 15-M”, dijo la diputada socialista Clara Tirado, que lamentó los incidentes de Barcelona.

Los incidentes de la mañana en la capital catalana, con diputados zarandeados y pintados por indignados y el presidente de la Generalitat catalana y los consejeros llegando en helicóptero a la Cámara, han pasado factura al movimiento del 15-M, que tras una asamblea de ayer por la tarde decidió levantar el cerco al Parlament, aunque afirmó que su decisión de deponer su actitud se debe a que han cumplido su misión de pasar la noche del 14 y el día 15 de junio frente a la Cámara.

Quienes acosaron a políticos en Barcelona se vieron desautorizados por los indignados de Madrid, quienes emitieron un comunicado rechazando "cualquier acto violento y presión por encima de la ley, el derecho y la democracia". En su comunicado, Asamblea Sol pide además que "toda persona que tenga oportunidad, medie pacíficamente ante cualquier manifestación de violencia para que, en adelante, hechos así no ocurran".

El comunicado hizo mella en Barcelona, donde ya por la tarde se leyó un escrito en el que se reconocían los "incidentes aislados en los que algunos diputadas y diputados (desconocemos el número concreto) que han cruzado entre el gentío han sido objeto de insultos, lanzamiento de agua y de pintura por parte de algunas personas". A la vez, reconocían que los propios manifestantes han parado "posibles agresiones físicas" y  lamentaban y condenaban "los minoritarios actos violentos ocurridos".

El 15-M ante las Cortes autonómicas

Castilla-La Mancha

Los indignados han hecho una cacerolada durante el acto de constitución de las Cortes de Castilla-La Mancha, en Toledo. La cita era a las 10.30, en la entrada del túnel de las Cortes, en la rotonda de la “columna horrible”, según la convocatoria que han creado en Facebook. En un comunicado, el 15-M toledano ha asegurado que su actitud será “pacífica y completamente simbólica”, por las reivincidaciones que vienen manifestando a lo largo de este mes de protestas. Sobre las doce de mediodía, un indignado contaba en la página de Facebook que unas 10 furgonetas de la policía protegían el edificio y se había establecido un cordón en torno al mismo. La misma persona calculaba que había alrededor de 20 manifestantes. No se ha informado de incidentes.

Cantabria

El Parlamento de Cantabria celebra en Santander la primera sesión de la octava legislatura autonómica. En el acto, que comenzará a las cinco de la tarde, tomarán posesión de su cargo los 39 diputados elegidos el pasado 22 de mayo. El 15-M cántabro también ha convocado una cacerolada contra sus Cortes, que está previsto que dure desde las cinco de la tarde hasta las ocho ante el Parlamento en Santander.

Madrid 

La presidenta electa de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, tomará posesión del que será su tercer mandato consecutivo al frente del Gobierno regional. El acto será a las once de la mañana en la Real Casa de Correos, en la Puerta del Sol.

Los indignados madrileños, que han difundido tres convocatorias para hoy, no han organizado sin embargo ninguna protesta relacionada con el acto, aunque la policía ha desplegado unos 20 furgones en la plaza. Está cortado al tráfico el principio de la carrera de San Jerónimo y la calle Mayor, unos 100 metros. A las once de la mañana había una cita en la estación de Renfe de Parla para tratar de frenar el desahucio de un vecino de 74 años, como hicieron ayer en el barrio de Tetuán. Han acudido unas decenas de indignados, que a la una de la tarde seguían concentrados ante el edificio. A la misma hora, una treintena de personas ha recibido al príncipe Felipe con una bandera de la República y al grito de “los Borbones a los tiburones”, a su llegada a un acto en la Universidad Autónoma de Madrid al que ha asistido también el ministro de Educación, Ángel Gabilondo.

Por la tarde, a las seis y media, la Plataforma de Afectados por los cierres de centros ocupacionales, con el apoyo de la FRAVM y el movimiento15M, ha organizado una manifestación que partirá de la plaza Marqués de Vadillo hasta el Metro Oporto. Al finalizar, habrá un acto en defensa de los servicios públicos dignos y de calidad.

La Rioja

El Parlamento de La Rioja comienza a las once de la mañana en Logroño la que será su octava legislatura. Pedro Sanz, líder regional del PP, arranca su quinta mayoría absoluta, con 20 diputados. El resto de la cámara la forman 11 diputados socialistas y dos regionalistas. Los acampados en la plaza del Mercado de Logroño no tienen prevista ninguna protesta para hoy durante el acto de constitución de su Parlamento. En un comunicado han reiterado la naturaleza pacífica del movimiento y han condenado la violencia de ayer ante el Parlament catalán.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >