Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Policía interviene contra el 15-M en el Ayuntamiento de Madrid

Los manifestantes protestaban durante la investidura de Gallardón

El altercado se ha saldado con tres heridos muy leves

Una veintena de policías se enfrenta en Salamanca con los indignados causando cinco heridos

Carga policial durante la investidura de Gallardón en Madrid. Ampliar foto
Carga policial durante la investidura de Gallardón en Madrid.

La Policía ha dispersado con contundencia esta mañana a los manifestantes concentrados en las inmediaciones de la plaza de la Villa de Madrid. Allí se ubica el antiguo Ayuntamiento, donde se celebraba la sesión de investidura del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón. Los agentes han dispersado en algunos momentos con violencia (a patadas, puñetazos y empujones) a los manifestantes que protestaban con una cacerolada desde antes del inicio del pleno. La policía había bloqueado todos los accesos a la Plaza de la Villa, pero no la parte trasera en la que se sitúa la entrada del aparcamiento.

Los incidentes han comenzado tanto en la calle de Sacramento como la de Pretil de los Consejos, poco antes de la salida de los coches oficiales tras finalizar la toma de posesión. En esa zona un grupo de manifestantes habían bloqueado la salida del aparcamiento y han sido desalojados con dureza por la Policía Nacional.

Aproximadamente un millar de personas habían acudido en Madrid a la convocatoria del Movimiento 15-M, que ha organizado caceroladas ante las sedes de todos los Ayuntamientos del país. La Policía mantenía cerrados todos los accesos a la plaza de la Villa desde primera hora de la mañana, y un cordón policial ha cortado la calle Mayor, desde la calle del Factor hasta el Mercado de San Miguel.

Los indignados han optado entonces por dividirse en varios bloques: en la parte abierta de la calle Mayor, en la plaza del Mercado de San Miguel, en la calle del Pretil de los Consejos y en la de Sacramento, donde las autoridades han encajonado a un grupo, de forma que solo se podía salir pero no volver a entrar. Una treintena de los manifestantes se han sentado ante el aparcamiento de la sede del Consistorio municipal para bloquear la salida. Los antidisturbios han tratado entonces de desalojarlos y los agentes se han lanzado a patadas contra los concentrados.

En el momento de la salida de los coches oficiales por Pretil de los Consejos es cuando se han producido los momentos de mayor tensión y algunos manifestantes han arrojado botellas de plástico contra los vehículos. La policía ha vuelto a intervenir en ese momento.

Después, los indignados se han dirigido hacia Cibeles, donde está la nueva sede del Consistorio, y han cortado el tráfico en el tramo entre la fuente y las puertas del Ayuntamiento.

Fuentes del Ministerio del Interior y del Ayuntamiento de Madrid aseguran que no hubo violencia en ningún momento y que la policía intervino para retirar a una parte de los manifestantes que bloqueaban la salida del aparcamiento, por el que debían salir los coches oficiales, y destacan que en el parte de incidencias no figura ningún herido. El Samur ha explicado que atendió a tres heridos muy leves -dos con un golpe, uno con una torcedura de tobillo- y fueron dados de alta en el mismo lugar.

Carga en Salamanca, heridos en Valladolid

Las concentraciones de los indignados el día de la toma de posesión de los nuevos equipos de Gobierno municipales en más de medio centenar de Consistorios no han estado exentas de incidentes. En Salamanca, los indignados acampados en la Plaza de la Constitución denuncian una carga de la policía municipal, que se saldó anoche con cinco personas heridas, una de ellas con una posible fractura en la nariz. La policía local de la ciudad reconoce el enfrentamiento y lo califica de "rifirrafe". El movimiento, por su parte, ya habían convocado para hoy por medio de Twitter (#acampadasala y @salasinmiedo) y Facebook una concentración a las once de la mañana en la Plaza de la Constitución para denunciar, bajo el lema "No tenemos miedo", lo sucedido.

En Valladolid, tres jóvenes indignados han resultado heridos esta madrugada, después de que un grupo ajeno al colectivo haya golpeado a varios manifestantes. Fuentes de la Policía Nacional han asegurado que se trataba de dos personas "pasadas de copas" que han entrado en el campamento y se han enzarzado en una pelea con los manifestantes, por lo que han sido identificadas, aunque no detenidas dada la "levedad" de los hechos.

También se han producido detenciones. Dos personas fueron detenidas este mediodía en la protesta a las puertas del Ayuntamiento de Burgos. Fuentes de la Policía Nacional aseguran que uno de ellos propinó un golpe en la espalda a uno de los agentes, mientras que otro fue detenido por sacar fotografías a los policías, según testigos presenciales.Tres "indignados" del Movimiento 15-M han sido detenidos hoy por la Policía Local por trepar hasta el balcón del Ayuntamiento de Palma después del acto de constitución del consistorio celebrado esta mañana, han informado fuentes policiales.

En otros casos, como en Alicante, se han producido desalojos sin mayores incidentes. Frente al Ayuntamiento alicantino una veintena de indignados que pasaban la noche para protestar contra la "corrupción" y "acompañar" en su investidura a la alcaldesa entrante, la popular Sonia Castedo, fueron obligados a abandonar la plaza a las 7.30 de la mañana.

Más información