Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rubalcaba aparca la campaña para ocuparse de las movilizaciones del 15-M

El 'número dos' en el Ejecutivo suspende un mitín para esta noche en Algeciras (Cádiz) y Málaga

El presidente del Gobierno dice que hay que esperar antes de "adelantar acontecimientos"

El Gobierno catalán no desalojará "por ahora" a los acampados en la plaza de Catalunya

Un final de campaña inesperado, para todos los socialistas, pero sobre todo para el vicepresidente primero y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.  A primera hora de la mañana de hoy las organizaciones socialistas de Málaga y Algeciras recibieron la comunicación de que Rubalcaba no podía estar, como estaba previsto, en sus respectivos cierres de campaña. Lo entendieron enseguida, ante la imposibilidad de que abandone el despacho desde ahora y hasta el domingo para hacer el seguimiento y tomar las decisiones necesarias ante la concentración de miles de personas en Madrid y en el resto de España durante la jornada de reflexión.

El Gobierno se encuentra en una situación absolutamente delicada al tener que conjugar el respeto a los derechos de manifestación y reunión con la legalidad que en este caso ha dictado, a través de la Junta Electoral Central, la ilegalidad de manifestarse el día de reflexión previo a la apertura de las urnas.

La patata está más que caliente ya que, por un lado, mandar a las Fuerzas de Seguridad a que impidan las concentraciones sería una operación de enorme embargadura, ya que se trataría de impedir el paso a miles de personas. Por otro lado, desde el PP se insta al Ejecutivo a que imponga el orden y la legalidad. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, sí mantiene el mitin de cierre de campaña esta noche en Madrid. En Málaga, el ministro del Interior será sustituido por Trinidad JIménez, afirman fuentes del PSOE local, informa Fernando J Pérez.

Por su parte, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado esta mañana que el Ministerio del Interior actuará "con inteligencia" en el caso de que se produzcan movilizaciones del movimiento 15-M, mañana o el domingo.

Los cambios y mejoras se consiguen a través del voto

José Luis Rodríguez Zapatero

Lo que hay que hacer es llenar las urnas de votos al PP para que Zapatero se marche el día 23

Esperanza Aguirre

Zapatero no ha querido, sin embargo, adelantar qué medidas concretas podría adoptar Interior. "Habrá que esperar" qué es lo que deciden las miles de personas concentradas en más de 50 ciudades españolas, ha aclarado. En una entrevista concedida a la cadena Ser, el presidente ha indicado que ahora se está estudiando el alcance de la resolución de la Junta Electoral Central para cumplirla de modo que se puedan garantizar todos los derechos fundamentales y lo que debe ser "una jornada de reflexión previa a unas elecciones".

El dirigente socialista ha reconocido "sentirse el principal interpelado" por las reivindicaciones que defiende el moviemiento 15-M, y aunque dice que su "obligación es escuchar y ser sensible a sus demandas", Zapatero ha insitido que "los cambios y mejoras se consiguen a través del voto".

El líder de la oposición, Mariano Rajoy, se ha mostrado menos cauto que Zapatero a la hora de definir su postura ante la decisión de la JEC. "Si la Junta Electoral dice que no puede haber manifestaciones, no puede haber manifestaciones", ha declarado a Onda Cero. El presidente del PP ha recordado que él fue ministro del Interior y vivió muchas manifestaciones, y "siempre cumplió la ley". No obstante ha recordado que ahora es el actual titular de la cartera, Alfredo Pérez Rubalcaba, el que debe actuar. "El señor Rubalcaba es el que tiene la responsabilidad y yo le deseo mucho acierto. Lo único que no puede hacer es mirar para otro lado, como es natural", ha advertido. 

En otro orden de cosas, el presidente Zapatero ha animado a los españoles a que acudan a los colegios electorales el próximo domingo porque es "con el voto como se ha conseguido que este país sea un ejemplo en materia de derehos y libertades". En este punto, Zapatero ha aprovechado para recordar los logros que ha conseguido a lo largo de sus siete años al frente del Gobierno: ley de matrimonio homosexual, ley de Dependencia, mejora de las pensiones mínimas.

Como lleva haciendo a lo largo de toda la campaña, el presidente ha incidido en la importancia de los logros en materia social de los socialistas en contraposición con lo que hizo el PP cuando estuvo en el Gobierno y con lo que augura que hará si llega de nuevo al poder.

Zapatero ha querido aclarar, en un guiño a las protestas del 15-M que acusan a la clase política de haber ayudado a los bancos y no a los ciudadanos, que el Gobierno socialista "no ha reglado a las entidades financieras el dinero de los ciudadanos", sino que "ha garantizado sus depósitos y sus ahorros" a cambio de una devolución con intereses y garantías. Ha explicado que ha sido Europa la que ha instado un cambio en la regulación bancaria para evitar que se repitan "los comportamientos perversos" anteriores a la crisis.

"Una jornada electoral tranquila"

Si el presidente del Gobierno no ha querido profundizar demasiado en la decisión de la JEC y lo que pueda hacer el Ministerio del Interior en el caso de que se convoquen manifestaciones para este fin de semana, la secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, no ha tenido inconveniente en mostrar su opinión.

En declaraciones a Los desayunos de TVE, la dirigente popular ha afirmado que "los españoles tenemos derecho a una jornada de reflexión tranquila". Cospedal, sin embargo, ha declinado pronunciarse sobre si Interior debería desalojar los campamentos del movimiento 15-M.

"Creo que si se tratara de otros cargos, otras personas, incluso que no fuera una mujer, no se hablaría de este tema" . Así de tajante ha zanjado el tema de su elevado sueldo (triplica el del presidente del Gobierno), la candidata a la presidencia de la Junta de Castilla-La Mancha. A Cospedal se le había preguntado por otra de las críticas de los manifestantes del 15-M, los altos salarios que cobran los políticos.  

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, también ha aludido a los campamentos del movimiento 15-M. En declaraciones a Telemadrid, la dirigente popular ha ironizado y ha asegurado que está "por convocar un campamento en la calle Ferraz y que se sienten allí los 90.000 militantes del PP de Madrid, que son más que los que hay en Sol, y no se levanten hasta que se marche Zapatero". Aguirre ha reconocido que comparte alguna de las demandas de los manifestantes, pero no que consideren que el PSOE es igual que el PP.

A su juicio, "lo que hay que hacer es llenar las urnas de votos al PP para que Zapatero se marche el día 23". Aguirre ha criticado la denominación de una de las plataformas implulsoras del movimiento, Democracia Real Ya. Para Aguirre, "ponerle apellidos a la democracia la devalúa".

“Sobran razones para la movilización social”

Es lo que opina el sindicato CC OO, que en Cataluña ha emitido un comunicado en respuesta a la decisión de la JEC de prohibir las manifestaciones del sábado y domingo. La formación entiende que esta resolución “no se corresponde con la defensa de los valores democráticos de la ciudadanía”  y asegura que “sobran razones para la movilización social”. Defiende que en el actual contexto económico y social los ciudadanos tienen “todo el derecho a manifestar pacíficamente su malestar” y que es un “síntoma de higiene” que lo hagan. El comunicado ataca “la impunidad de la que gozan los responsables de la crisis. “Cuando ante la crisis las élites se rebelan para imponer soluciones a la medida de sus intereses es indispensable que se rebelen los ciudadanos, para garantizar que la política está al servicio de la mayoría”.