Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE contiene la respiración hasta el domingo

El resultado electoral puede determinar el voto de los barones en la sucesión de Zapatero

Zapatero en el mitin de la plaza de toros de Valencia. Ampliar foto
Zapatero en el mitin de la plaza de toros de Valencia.

Las campañas sirven para movilizar el voto cuando el porcentaje de indecisos es considerable. Esta máxima, aceptada y difundida por algunos sociólogos electorales, es a la que se aferran en el PSOE como un náufrago a un tablón de madera en medio del mar. En estos momentos toda la vida del PSOE, de todas las federaciones socialistas, se centra en sus elecciones.

Aunque las  autonómicas sólo afectan a 13 comunidades y a las ciudades de Ceuta y Melilla, las municipales se extienden a los más de 8.200 municipios de toda España y, por tanto, todas las organizaciones regionales, provinciales y locales están concernidas. Todas se examinan. Por tanto, desde el primero hasta el último militante socialista está dedicado plenamente a estas elecciones.

La tensión se mantendrá hasta el domingo, 22 de mayo, cuando se conozcan los resultados. Ese dato marcará un antes y un después en el PSOE. Sus consecuencias tendrán un calado muy profundo tanto en el nivel partidario como institucional, habida cuenta de que su secretario general, José Luis Rodríguez Zapatero, es, además, el presidente del Gobierno de España.

¿Podrá el presidente del Gobierno mantener la legislatura hasta su final, marzo de 2012, si el resultado es pésimo?. Zapatero ha asegurado que tiene proyectos suficientes como para agotar sus cuatro años de mandato. Ahora bien, el líder del PP, Mariano Rajoy, y con él, todo su partido, antes de conocer los resultados piden el anticipo electoral por lo que esta demanda será una exigencia constante si el resultado es tan malo como indican las encuestas; o auque no lo sea.

¿Podrá Zapatero mantener la legislatura hasta su final, si el resultado es pésimo?

Por voluntad también de Zapatero el resultado electoral se digerirá en paralelo a la puesta en marcha del proceso de su sustitución. ¿Tendrá efecto el resultado en las elecciones primarias del PSOE, en la presentación de candidatos, en la decisión de los militantes?. Esta pregunta parece pertinente por cuanto que en el PSOE no se oculta que el resultado electoral, y, por tanto, la fortaleza de cada barón territorial, influirá en la elección del sucesor.

Son interrogantes que ocupan y preocupan en Ferraz  (calle de Madrid de la sede federal del PSOE) y que se responderán en sentidos diferentes según sea la actitud final de esa gran bolsa de indecisos a los que el PSOE pide ayuda.