Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Concesión a Canarias sobre la delimitación de las aguas marítimas

La Coalición Canaria llega a un acuerdo para que las aguas que circundan las islas serán españolas y no internacionales como ahora

Desde el principio de la democracia el grupo parlamentario de Coalición Canaria ha presentado iniciativas sobre la delimitación de las aguas canarias. En las dos últimas legislaturas a punto estuvo de lograr una nueva regulación pero las proposiciones de ley tomadas en consideración decayeron porque se convocaron elecciones. Pues bien, ayer se llegó al compromiso de que las aguas que circundan las islas, que están en su perímetro, serán Aguas Canarias, desde luego españolas, pero no internacionales como lo son ahora. Para llevar esta tarea hasta el final, el Gobierno de España se ha comprometido a solicitar a las "autoridades internacionales competentes" que consideren españolas esas aguas. Tanto el portavoz parlamentario del PSOE, José Antonio Alonso, como la portavoz de CC, Ana Oramas, recordaron que no es un caso singular, ya que así lo han hecho muchos países. Por ejemplo, Portugal con las Azores y Dinamarca también con otras islas.

Así se establecerá un contorno perimetral que siga la configuración del archipiélago, de manera que las aguas que queden integradas dentro de ese contorno recibirán la denominación de "aguas canarias". La soberanía será española pero desde el Gobierno central se podrán transferir las competencias sobre las mismas.

"Aquí no hay acuerdos secretos", proclamó Ana Oramas. "Todo está escrito". Como es habitual en ella, habló con claridad. Oramas reconoció que a cambio de la estabilidad que sus votos dan a Zapatero, Canarias recibe contrapartidas imprescindibles. Y recordó que el desempleo en las islas alcanza el 30%, diez puntos más que en el resto de España.

La incomodidad del PP en Canarias, que gobierna con CC, no parece que altere al grupo nacionalista, que se siente con argumentos de peso para explicar a los canarios los contenidos del pacto. También el PSOE y el Gobierno central tendrán que explicar a los socialistas canarios puntos del acuerdo. Por ejemplo, ese partido no quería que un nuevo Estatuto se tramitara hasta que CC acepte la reforma de la ley electoral que el PSOE canario considera del todo injusta. Entre los acuerdos está el Estatuto, pero no aparejado con la reforma electoral que hará el Parlamento canario en el que PP y CC tienen la mayoría.